• sábado 10 de diciembre del 2022
728 x 90

CEBAS regula un emprendimiento que inspecciona las ventajas del consumo de vegetales en frente de patologías cardiovasculares

img

MURCIA, 16 Jul.

Investigadores del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBASCSIC) pusieron en marcha un ambicioso emprendimiento, llamado 'PolyBiota', que se enfoca en el estudio del papel de la microbiota intestinal con relación al efecto bueno que tienen los compuestos fenólicos o polifenoles, presentes en alimentos vegetales, en frente de las patologías cardiovasculares.

El aparato del Laboratorio de Alimentación y Salud, que dirige el instructor Francisco Tomás-Barberán, consiguió financiación a través del programa 'Marie Curie' de la Unión Europea para financiar el emprendimiento PolyBiota, que examinará el papel que juega nuestra microbiota intestinal en la variabilidad individual que muestran la gente en oposición al consumo de alimentos vegetales.

"Los compuestos fenólicos de la dieta no ejercitan exactamente el mismo efecto en todas y cada una la gente que los consumen. Un compuesto fenólico puede tener relaciones con un efecto bueno tras su consumo en un individuo, al tiempo que exactamente el mismo compuesto podría no ejercer exactamente el mismo efecto en otra persona. Esta variabilidad interindividual semeja estar relacionada, por lo menos en parte, con la composición de la microbiota intestinal de cada sujeto", enseña Juan Antonio Giménez, estudioso primordial del emprendimiento y integrante del Laboratorio de Alimentación y Salud del CEBAS-CSIC.

"Los desenlaces del emprendimiento PolyBiota contribuirán a comprender los motivos por los cuales la gente no respondemos de la misma forma frente el consumo de polifenoles, presentes en vegetales y verduras, lo que podría aceptar sugerir el consumo de un conjunto de alimentos vegetales (con una composición de compuestos fenólicos cierta) en función de las peculiaridades de cada sujeto, como su microbiota intestinal. Además, los efectos ventajosos de los compuestos fenólicos estudiados podrían contribuir al avance de nuevos alimentos funcionales y/o nutraceúticos", resalta Giménez Bastida.

El estudio de la interacción microbiota intestinal con los compuestos fenólicos o polifenoles de la dieta y sus efectos a nivel cardiovascular se está realizando en modelos in vivo (animales) y también in vitro (modelos celulares). Los estudiosos emplearán tanto modelos que muestren una microbiota intestinal 'habitual' como una microbiota 'modificada-cambiada'.

Giménez Bastida precisa que "los dos modelos van a consumir una dieta enriquecida con compuestos fenólicos (extractos vegetales de granada y soja o compuestos fenólicos derivados) y se marcha a estudiar el efecto de su ingesta sobre procesos de inflamación y capacitación de vasos sanguíneos. Estos modelos nos van a aceptar saber el efecto de la microbiota (habitual en frente de modificada/cambiada) como elemento clave en los efectos de la dieta sobre procesos relacionados con patologías cardiovasculares como, por poner un ejemplo, la inflamación o la angiogénesis".

A continuación, los mecanismos de acción se identificarán en modelos celulares a condiciones 'realistas' de lo visto in vivo. Dentro de este emprendimiento, el análisis de los cambios en la microbiota se realizará a través de la utilización de tecnologías de secuenciación de última generación en colaboración con la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO).

Más información

CEBAS regula un emprendimiento que inspecciona las ventajas del consumo de vegetales en frente de patologías cardiovasculares