• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Cerca de 2.500 pacientes murcianos con patologías extrañas se favorecerán del nuevo servicio de donación de plasma

img

MURCIA, 14 Jun.

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, dio a comprender en su visita al Centro Regional de Hemodonación que cerca de 2.500 pacientes con anomalías de la salud extrañas van a poder favorecerse del nuevo servicio de donación de plasma por aféresis, que se marcha a arrancar con efecto inmediato en la Región de Murcia.

Según han informado fuentes de la Administración autonómica, dicho sistema dejará la obtención de este hemoderivado para la fabricación de fármacos premeditados al régimen de distintas nosologías.

En el sistema de donación por aféresis se recopila un achicado volumen de sangre, se apartan y eligen los elementos precisos para su app en medicina, como el plasma, y al final se devuelven el resto al torrente sanguíneo del donante.

Los pacientes que van a poder favorecerse están aquejados de ciertas 12 patologías extrañas más habituales que tienen la posibilidad de tratarse con fármacos derivados del plasma. Dichos fármacos solo se tienen la posibilidad de conseguir a través de donación por aféresis.

Al respecto, López Miras ha subrayado que "estos pacientes precisan medicamentos que se consiguen a través del plasma, y de ahí que desde el Servicio Murciano de Salud y el Centro Regional de Hemodonación vamos a arrancar un plan concreto para su donación", que ha calificado esta novedad como "fundamental".

Así, la Comunidad ha habilitado el llamado Plan Regional de Plasmaféresis Voluntaria, esto es, la implantación por la parte del Centro Regional de Hemodonación del trámite por el que el plasma se divide de la sangre y se trata para remover selectivamente ciertos elementos.

Este aviso del jefe del Ejecutivo regional coincidió con la celebración del Día del Donante, que cada 14 de junio conciencia sobre la necesidad de tener sangre y artículos sanguíneos seguros para transfusiones.

Además de las anomalías de la salud extrañas, las terapias derivadas del plasma se usan para tratar dolencias como las quemaduras graves, la leucemia y el VIH pediátrico.

Algunos ejemplos son la obtención de albúmina para enfermos con quemaduras graves o con cirrosis; las inmunoglobulinas inespecíficas en trasplantes de medula, tal como las inmunoglobulinas concretas para impedir la varicela, la íra, el tétanos o la hepatitis B.

Durante su visita, López Miras logró un llamamiento a la donación de sangre para garantizar las pretensiones de hemoderivados del Centro Regional de Hemodonación, y aseveró que "es esencial que los donantes de sangre de la Región prosigan dando muestras de su enorme generosidad y solidaridad".

Concretamente, se anima a que donen sangre la gente con edades comprendidas entre los 18 y 65 años que no padezcan patologías y pesen mucho más de 50 kilogramos.

El Centro Regional de Hemodonación, ligado de la Consejería de Salud, precisa entre 250 y 300 donaciones de sangre todos los días para lograr contemplar sus pretensiones asistenciales y continuar andando con normalidad.

En esta época no cabe la oportunidad de acrecentar la obtención de plasma a través de la donación de sangre total usual, y este plasma agregada solo puede lograrse a través de donaciones por aféresis.

Dado que hay un déficit de plasma en el ámbito europeo que transporta a tener que tenerlo a terceros países, cobra particular relevancia el nuevo Plan Regional de Plasmaféresis Voluntaria.

Dicho plan está que viene dentro en la estrategia de autosuficiencia en plasma del Ministerio de Sanidad, y busca acrecentar la base de donantes de plasma de manera progresiva.

Una de las primordiales virtudes del régimen con terapias derivadas del plasma es que optimización de manera significativa la calidad de vida del tolerante, aparte de reducir los costos derivados de la asistencia sanitaria.

El número de donaciones primordiales para tratar a un tolerante en el transcurso de un año es dependiente de la patología de la que es tratado.

Como ejemplo, se precisan 130 donaciones para tratar a un tolerante con inmunodeficiencia principal en el transcurso de un año, al paso que este número sube a 1.200 donaciones en la situacion de un enfermo con hemofilia A.

Procedimiento para la donación de plasma La donación de plasma es diferente a la de sangre total.

Cuando se dona plasma por aféresis, se tienen la posibilidad de conseguir hasta 15 litros por año de cada donante (600 mililitros por donación en hasta 25 métodos por año).

Esta mayor continuidad se apoya en visto que este género de donación no interfiere a los valores sanguíneos, y los elementos extraídos se recobran de forma natural a las 24 h.

Una vez extraído, el plasma es enviado a la industria farmacéutica y transformado en artículos farmacéuticos derivados del plasma humano, como inmunoglobulinas, albúmina, Factor VIII y Prolasplan.

Estos artículos se distribuyen entre todos y cada uno de los centros de salud de la Región. Frente a la donación usual de sangre total, la de plasma se efectúa por aféresis y dura unos 35 minutos.

La sangre se quita, se apartan los elementos celulares (glóbulos blancos, glóbulos colorados y plaquetas) del plasma a través de centrifugación y se regresa al sistema circulatorio del tolerante la sangre sobrante en exactamente el mismo desarrollo, recogiendo solo el plasma.

Más información

Cerca de 2.500 pacientes murcianos con patologías extrañas se favorecerán del nuevo servicio de donación de plasma