• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

Consumur recuerda a los clientes las cuestiones de inseguridad, higiene y atención que deben cumplir las piscinas

img

MURCIA, 3 Jul.

Cada verano son mucho más las situaciones de personas, en su mayor parte jóvenes y pequeños, que padecen accidentes, a veces muy graves, mientras que gozaban de unos días de vacaciones.

Lanzarse al agua de cabeza desde enorme altura o realizando toda clase de acrobacias, no respetar el tiempo predeterminado tras comer para bañarse o correr descalzos en torno a la piscina son ciertos ejemplos de formas de proceder que causan varios accidentes, e inclusive fatales, todos y cada uno de los veranos.

Por ello, en el contexto de su campaña de información y consejos a los usuarios y clientes sobre sus derechos en esta época del año, la Asociación de Consumidores y Usuarios en Red, Consumur, ha elaborado un decálogo de sugerencias para los individuos de piscinas en el que se comunica de las medidas tanto de seguridad como higiénicas que deben cumplir estos circuitos y sus individuos, tal como de la vía para la tramitación de reclamaciones.

En primer sitio, está prohibida la entrada al recinto de personas calzadas o en ropa de calle. Conviene usar unas chanclas playeras, en tanto que varios de los hongos y herpes contraídos en los pies acostumbran a venir por ir descalzos sobre el suelo sucio.

No es recomendable ingresar en la piscina si se sufre o se ha sufrido últimamente alguna patología infecciosa. Tampoco tienen que introducirse en el agua personas con lesiones, tiritas, infecciones en la boca, pelo sucio y, por norma general, cualquier infección cutánea. Hay que ducharse antes del baño.

Se debe utilizar gorro de baño, especialmente si se tiene el pelo largo. En ciertas instalaciones la utilización de este accesorio es obligación. Asimismo, recomiendan protejer los ojos de probables infecciones en el momento en que sumerja su cabeza en el agua usando lentes apropiadas, asegurándose que éstas no son de vidrio.

Para eludir caídas o resbalones no está tolerado correr cerca de la piscina. Los mareos y cortes de digestión son parcialmente usuales en las piscinas, con lo que es recomendable aguardar un tiempo tras comer y no cometer imprudencias que tengan la posibilidad de poner en riesgo la salud.

Tampoco es recomendable la exposición al sol mucho más de lo debido. En todo caso, se debe de usar una aceptable protección con aptitud de bloqueo de los rayos solares de cuando menos 15 SPF y protección contra los rayos UVA y UVB. Asegúrese de regresar a utilizar la crema bronceadora tras nadar.

Si se marcha con pequeños, hay que prestarles atención para eludir peligros. En cuanto a la higiene del recinto, tenga presente que la piscina y su agua, los aseos, vestuarios y el resto de las instalaciones han de estar en perfectas condiciones higiénico-sanitarias. Los vestuarios y aseos tienen que limpiarse por lo menos una vez cada día y tener papel del váter, toallas monouso y dosificador de jabón, aparte de estar bien ventilados y ser de material impermeable, liso y no resbaladizo, con paredes y suelos redondeados que dejen un terminado y simple lavado.

Más información

Consumur recuerda a los clientes las cuestiones de inseguridad, higiene y atención que deben cumplir las piscinas