• martes 06 de diciembre del 2022
728 x 90

Detenidos tres integrantes de un conjunto delictivo destinado a cometer hurtos en la región rural de Mula (Murcia)

img

Hasta el día de hoy, el Equipo ROCA de la Benemérita ha esclarecido diez delitos realizados en Cagitán, El Ardal y Yéchar

MULA (MURCIA), 19 Jul.

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha creado la operación 'Predadores', una investigación establecida para aclarar una secuencia de delitos contra el patrimonio realizados en fincas y viviendas de campo de Mula, tal como frustrar futuros hechos delictivos en la región, que se ha saldado con la desarticulación de un conjunto delictivo asentado en Albudeite.

Tras la operación, que está encuadrada en el 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas' y que aún prosigue abierta, la Benemérita ha esclarecido diez delitos realizados en fincas agrícolas y viviendas de campo de Cagitán, El Ardal y Yéchar, no descartando que los en este momento detenidos se hallen tras la autoría de sobra hechos delictivos.

Las actuaciones se empezaron el mes pasado de mayo, en el momento en que la Guardia Civil advirtió un incremento de la comisión de hurtos de forma fuerte en explotaciones agrícolas y viviendas de campo de la región rural de Mula, unos hechos que habían generado alguna alarma popular entre los vecinos y labradores del ayuntamiento, según detallaron fuentes de la Benemérita en un aviso.

Ante los primeros hechos delictivos, efectivos del Equipo ROCA --contra hurtos en el campo-- de la Benemérita abrieron la operación con 2 objetivos primordiales. Por un lado conseguir todos y cada uno de los rastros probables sobre los hechos delictivos ahora realizados y, simultáneamente, a través de gadgets de supervisión en colaboración con efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana, advertir cualquier actuación que tenga relación con las ocupaciones ilegales investigadas, para frustrarlas y eludir la consumación de nuevos delitos.

Los guardas civiles, a través de la práctica de pormenorizadas inspecciones técnico-oculares y distintas gestiones, dibujaron un modus operandi afín en todos y cada uno de los hechos delictivos investigados. Esta etapa de la investigación dejó constatar que los hurtos se cometían empleando la fuerza contra los accesos a los inmuebles, como puertas, cerraduras o candados, ahora fuesen fincas o viviendas de campo, y una vez dentro suyo sustraían pequeñas herramientas, maquinaria, gasóleo y cableado eléctrico.

Los hurtos se materializaban en horarios donde la existencia de presentes era prácticamente nula, en general a lo largo de la noche si bien asimismo se ha detectado algún caso cometido en las horas centrales del día. La mayoría de los efectos sustraídos se comercializaban poco después en el mercado ilícito. Otros como piquetas, mazas o cinceles eran empleados para perpetrar los próximos latrocinios.

Las pesquisas practicadas dejaron a los guardas civiles contrastar que estaban tras la pista de un conjunto delictivo. Poco después se estableció la primordial línea de investigación sobre múltiples vecinos de Albudeite, correspondientes a exactamente la misma familia y con antecedentes por delitos afines, que arrendaban automóviles comerciales tipo furgoneta para pasar inadvertidos y, además de esto, se valían del conocimiento de la región rural para saber sus propósitos y eludir ser sorprendidos.

Una vez conseguidos todos y cada uno de los rastros precisos, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda de los sospechosos, que ha acabado con su ubicación y detención como supuestos autores de los delitos de hurto de forma fuerte y pertenencia a conjunto criminal.

Durante distintas actuaciones en la operación, los guardas civiles asimismo han recuperado una parte del cableado de cobre sustraído y más tarde comercializado en centros de administración de restos metálicos, verificando que se llegó a efectuar la venta de cerca de una tonelada de elementos metálicos en menos de quince días.

Fruto de la investigación, la Guardia Civil ha comprobado que los tres pertenecientes del conjunto delictivo en este momento desmantelado llegaban a efectuar cientos de km en un solo día, repostando los automóviles alquilados, en varias oportunidades, con comburente sustraído en fincas. Esta destacable movilidad señala que su ámbito de actuación podría ser mucho más extenso, con lo que se sigue con la operación abierta para saber si los en este momento detenidos están tras la autoría de sobra delitos.

El análisis de la información lograda a lo largo de la investigación permitió aclarar, hasta el día de hoy, diez delitos contra el patrimonio: hurtos de manera fuerte tanto en fincas agrícolas como en viviendas de campo, si bien no se desecha que esta cantidad logre acrecentar.

Los detenidos, los efectos requisados y las diligencias instruidas fueron puestos predisposición del Juzgado de Instrucción de Mula (Murcia).

Más información

Detenidos tres integrantes de un conjunto delictivo destinado a cometer hurtos en la región rural de Mula (Murcia)

Noticias de hoy más vistas