• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

El 55% de las compañías murcianas ha recibido plazos de pago mucho más largos para eludir la quiebra de sus clientes del servicio

img

Los clientes del servicio del campo público son los que mucho más tardan en abonar en Murcia, con una demora en el abono de facturas de 17 días de media

MURCIA, 30 Jul.

El 55% de las compañías murcianas reconoce haber cedido a la solicitud de sus clientes del servicio de agrandar los plazos de pago para eludir que quiebren, una tasa mayor a la de la media nacional (51%). En 2021, esta cantidad porcentual era claramente inferior en España, situándose en el 36%, lo que piensa un incremento de 15 puntos, según los datos conseguidos por Intrum en su Informe Europeo de Pagos 2022.

El estudio refleja que el entramado empresarial murciano está "expectante" frente a la indecisión económica y muchas compañías ahora ven de qué manera la escalada de la inflación, el desarrollo de los modelos de interés o los inconvenientes en la cadena de suministro están repercutiendo en su cómputo económico, poniendo bajo riesgo su rentabilidad, liquidez y supervivencia.

Una situación que, por ejemplo secuelas, está ocasionando la brecha entre las datas de pago fijadas con los clientes del servicio y su duración real sea cada vez mayor en la red social, según detallaron fuentes de Trescom en un aviso.

Junto a la contrariedad financiera de muchas organizaciones para realizar en frente de las deudas atentos, muchas compañías se ven forzadas a admitir plazos de pago mucho más largos en el abono de facturas atentos por temor a perder a sus clientes del servicio, lo que está ocasionando un incremento en el retardo de los pagos del campo empresarial.

El segundo fundamento mucho más citado de autorizar revisiones en las condiciones de pago es el temor a dañar la relación con los clientes del servicio. Tal y como se desprende del estudio de la firma experta en servicios de administración de crédito y activos, el 45% de las compañías de Murcia señala haber extendido en algún momento la fecha de abono de facturas de sus clientes del servicio por tal razón.

A nivel nacional, este apunte es del 50%, ubicando a España 2 puntos bajo la media europea, con un 52%. En Europa, las compañías que mucho más se vieron obligadas a acrecentar los plazos de pago para no dañar la relación con sus clientes del servicio son las serbias, con un 63%, consecutivas muy de cerca de las organizaciones de Lituania (62%), Irlanda (61%) y Letonia 60%. Por su parte, las que menos ceden en este sentido son las compañías de Suecia (42%), Rumanía (45%) y Dinamarca (46%).

Esta mayor elasticidad en el momento de agrandar las datas en el abono de facturas estaría empeorando la situación financiera de las compañías, ahora por sí mucho más atacables por la indecisión económica de hoy.

Según el Informe Europeo de Pagos, el 56% de las organizaciones murcianas señala que las condiciones de pago que hoy en día proponen a sus clientes del servicio son muchos desprendidas y están afectando a su negocio de manera negativa. Por su parte, la media de españa es del 48%, un porcentaje 5 puntos superior al de 2021, en el momento en que el 43% de las compañías hacía esta afirmación.

A la hora de investigar en la Región de Murcia los días de diferencia entre la fecha inicial de pago y el instante real de abono de la factura, en el segmento empresarial (B2B) los clientes del servicio tardan en abonar una media de 13 días. En el campo público, 17 días, y, en el ámbito B2C, 7 días.

En cuanto a España, se siente un aumento popularizado en el segmento empresarial (B2B): las cantidades detallan que, en 2022, las compañías postergan esta operación una media de 16 días, en frente de los 12 días de retardo registrados en 2021.

Muy por arriba estarían, no obstante, las del ámbito público, con una demora en los pagos de 22 días de media, en frente de los 11 logrados en el estudio de hace un año.

El único ámbito que ha mejorado en todo el país el tiempo de pago es el de los usuarios (B2C), que consiguió achicar esta brecha un día en relación a 2021, demorando una media de 9 días en desembolsar el pago desde la fecha inicial de abono.

Con el objetivo de dinamizar los pagos entre compañías y beneficiar el desarrollo económico de las compañías españolas, últimamente se ha aprobado la llamada 'Ley Crea y Medra'.

Esta novedosa regla contempla, entre otras caracteristicas, prolongar la obligación de enviar y remitir factura electrónica en todas y cada una de las relaciones comerciales, el lugar de medidas sancionadoras para aquellas compañías que no cumplan los plazos de pago establecidos en la Ley de Morosidad, o la creación de un Observatorio de Morosidad Nacional, que va a tener la misión de efectuar un rastreo y análisis de la evolución de los plazos de pago y que fomentará buenas prácticas.

Más información

El 55% de las compañías murcianas ha recibido plazos de pago mucho más largos para eludir la quiebra de sus clientes del servicio