Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El acusado de intento de homicidio en Águilas podría enfrentar hasta 9 años tras solicitud de la Fiscalía.

El acusado de intento de homicidio en Águilas podría enfrentar hasta 9 años tras solicitud de la Fiscalía.

MURCIA, 15 Oct. - El Ministerio Fiscal ha solicitado una pena de nueve años de prisión para el acusado de intentar acabar con la vida del compañero sentimental de su expareja el pasado enero en Águilas (Murcia).

El juicio tendrá lugar el próximo jueves, 19 de octubre, a las 10.30 horas, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia.

Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, el individuo, de origen panameño y con antecedentes penales, "ideó un plan" para "acabar con la vida" de la pareja de su exmujer porque se encontraba "despechado por no poder recuperar su relación".

Así, el 26 de enero de 2023, se trasladó en coche hasta el domicilio donde vivían ambos a sabiendas de que el hombre estaba solo pues la mujer se había desplazado, junto a sus hijos, a Ocaña, en Toledo, para asistir al velatorio de su padre.

Una vez en los aledaños de la vivienda, el presunto agresor desconectó el cuadro de luz, que se encontraba fuera del domicilio, mientras la víctima se duchaba, con la intención de que saliera para conectar la electricidad y así "entrar en la casa sin ser visto".

El denunciante, al ver la puerta del lavadero abierta, sospechó que alguien había entrado, de manera que cuando pasó al interior se asomó "cautelosamente" ayudado de la luz de una linterna y, al ver los pies del sospechoso, salió corriendo hacia el salón.

El procesado, según apunta la Fiscalía en el escrito de acusación, lo agarró por la espalda y le rodeó el cuello para que la víctima no pudiera respirar, todo "con la intención de acabar con su vida", mientras le decía: "Te pensabas que no te podía encontrar".

El agredido consiguió apartarse del acusado mientras éste le propinaba puñetazos en las cervicales, y trasladarse hasta el patio de la vivienda, donde volvió a ser agredido. La misma escena se repitió en la calle.

Allí, el agresor cogió una pila de leña con la que comenzó a amenazar y a golpear a la víctima, quien rogaba por su vida mientras se tapaba la cabeza con las manos para protegérsela. Entonces le pidió que le dejara coger las llaves de su vehículo, que estaban dentro de la vivienda, para irse a Barcelona, y el agresor se lo permitió.

Una vez dentro del coche, el agredido emprendió camino hasta el municipio en el que encontraba su pareja, Ocaña, donde llegó de madrugada tras conducir sin hacer paradas.

A consecuencia de los golpes sufrió diferentes lesiones, como hematomas, lumbalgia, contusiones y múltiples erosiones superficiales por las que precisó 12 días de perjuicio moderado y tres de básico.

El acusado, para el que el Ministerio Público solicita 9 años de cárcel y el pago de 849,81 euros en concepto de responsabilidad civil, por un delito de asesinato en grado de tentativa, además del abono de las costas procesales, se encuentra en prisión provisional desde el 1 de febrero de 2023.