• martes 06 de diciembre del 2022
728 x 90

El bailarín cubano Carlos Acosta regresa este viernes al 'San Javier Fest' con 'Tocororo'

img

SAN JAVIER (MURCIA), 4 Ago.

La danza abre la 52 edición de 'San Javier Fest. Teatro, Música y Danza', con la compañía cubana de danza moderna Acosta Danza, de Carlos Acosta, que muestra 'Tocororo', un espectáculo con tintes autobiográficos y que supuso el comienzo de la carrera como coreógrafo del bailarín cubano mucho más universal, conforme han informado fuentes muncipales.

Acosta ha actualizado el ballet que se estrenó con colosal éxito en 2003 en el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso y poco después rompería todos y cada uno de los récords de taquilla en el Teatro Saldler's Wells en Londres.

'Tocororo' toma el nombre del ave nacional de Cuba que no sigue con vida en cautividad, y es asimismo el nombre del joven personaje principal del ballet, un joven humilde que llega a la localidad en pos de nuevos horizontes enfrentándose a múltiples y diversos óbices.

Carlos Acosta se fundamentó en su experiencia de niño negro de un vecindario pobre de La Habana, que con 18 años se transformaría en el primer bailarín del English National Ballet y que entre otros muchos logros tiene el de ser el primer Romeo negro del ballet 'Romeo y Julieta'.

Además se inspiró en individuos y prácticas de la civilización popular cubana para su primera coreografía donde a reúne el baile tradicional, la danza moderna y la riqueza de los bailes y ritmos cubanos, con música original de Miguel Núñez.

'Tocororo' transporta el sobrenombre 'Una fábula cubana', y expresa la victoria sobre las adversidades merced al esfuerzo personal que ciertos vieron como un símbolo para el país.

Acosta quiere su país al que volvió en el momento en que dejó la danza tradicional para hacer en 2016 la compañía Danza Acosta, de danza moderna, con la que asiste para hallar una salida a la excelencia de los nuevos y jóvenes bailarines cubanos. Desde 2020, compatibiliza su trabajo adelante de su compañía con la dirección del Birminghan Royal Ballet.

De niño no deseaba ser bailarín pero sus condiciones naturales y el empeño de su padre lo llevaron a ganar con 16 años la medalla de oro del Gran Prix de Lausanne, abriendo un futuro nuevo para el niño negro humilde que terminó bailando en los primordiales teatros y compañías de todo el planeta.

Más información

El bailarín cubano Carlos Acosta regresa este viernes al 'San Javier Fest' con 'Tocororo'

Noticias de hoy más vistas