• jueves 29 de septiembre del 2022
728 x 90

El coste laboral en la Región medra un 1,4% en el primer período de tres meses del año, el tercer menor incremento por comunidades

img

MADRID/MURCIA, 16 Jun.

El coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las retribuciones y las cotizaciones sociales) se situó en 2.372,33 euros en el primer período de tres meses de 2022, lo que piensa un desarrollo del 1,4% con en comparación con mismo periodo de tiempo del año previo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, la Región de Murcia registró el tercer aumento menos pronunciado del coste laboral en este periodo de tiempo, solo por enfrente de Cantabria (1,3%) y la Comunidad Foral de Navarra (0,6%).

Del total del coste laboral, el coste salarial por trabajador y mes (que entiende todas y cada una de las retribuciones, tanto en metálico como en clase) alcanzó los 1.713,52 euros en la Región, lo que piensa un incremento del 1,8 por ciento con en comparación con mismo período de tres meses de 2021. Por hora eficaz, el coste en euros fue en la Comunidad de 12,91 euros, un 1,8% menos.

Por su parte, los otros costos laborales (que tienen dentro las percepciones no salariales y las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social) alcanzaron los 658,81 euros, un 0,6% mucho más respecto al mismo periodo de tiempo del año previo. Por hora de trabajo eficaz, la cifra bajó un 2,9% hasta los 4,96 euros.

En relación con las vacantes de empleo, en la Región de Murcia el apunte fue del 0,8% en los primeros tres meses del año, con un total de 1.066, la cuarta menor cifra por comunidades después de las registradas en Extremadura (970); La Rioja (673) y Cantabria (321).

En el grupo del país, el coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las retribuciones y las cotizaciones sociales) subió un 4,7% en el primer período de tres meses del año con relación al mismo periodo de tiempo de 2021, hasta situarse en 2.729,01 euros.

Este aumento del coste laboral, con el que se encadenan cinco trimestres sucesivos de levantas, es consecuencia del mayor número de horas trabajadas, en tanto que la reducción del tiempo no trabajado por causas técnicas, económicas, organizativas y de producción y/o fuerza mayor compensó el incremento de horas no trabajadas por vacaciones y bajas por incapacidad.

El repunte del coste laboral de las compañías se aceleró tres décimas en el primer período de tres meses con en comparación con registrado en el último cuarto de 2021, en el momento en que aumentó un 4,4%.

El coste laboral se compone del coste salarial y de los otros costos. Entre enero y marzo, los sueldos (todas y cada una de las retribuciones, tanto en metálico como en clase) subieron un 5,2% interanual en términos bárbaros, hasta situarse en una media de 2.006,61 euros por trabajador y mes, superándose por vez primera los 2.000 euros en un primer período de tres meses desde el principio de la serie, en el año 2000.

Excluyendo el aspecto variable de los sueldos (pagos expepcionales y retrasados) se consigue el coste salarial ordinario, que en el primer período de tres meses repuntó un 4,3%, hasta los 1.785,9 euros por mes.

Los otros costos (costos no salariales) totalizaron 722,40 euros por trabajador y mes, con un repunte interanual del 3,5%. El ingrediente más esencial de los otros costos son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que ascendieron a 664,38 euros por mes, un 4,8% mucho más que en el primer período de tres meses de 2021.

El segundo elemento esencial de los otros costos son las percepciones no salariales, que descendieron un 3,9% en tasa interanual, debido, más que nada, al retroceso de las indemnizaciones por despido. Por su parte, las subvenciones y bonificaciones se acrecentaron un 26,8% interanual entre enero y marzo.

Según el INE, el coste laboral por hora eficaz se sostuvo en 20,64 euros debido al incremento en un 4,7% de las horas funcionales de trabajo. Por su parte, el coste laboral por hora pagada aumentó un 4,5% interanual, hasta los 18,09 euros.

El INE asimismo da datos corregidos de calendario y desestacionalizados de esta estadística. De acuerdo con esta serie, el coste laboral por trabajador subió en el primer período de tres meses un 4,5% en tasa interanual.

Durante el primer período de tres meses la día semanal media pactada, teniendo en cuenta en conjunto tiempo terminado y tiempo parcial, fue de 34,6 horas. De ellas se perdieron 4,4 horas por semana, de las que 0,2 horas no se trabajaron por causas técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor, al tiempo que 2,6 horas no se trabajaron por vacaciones y fiestas, y 1,6 horas se tienen que a bajas por incapacidad temporal y otras causas (privilegios de maternidad, paternidad, huelgas).

Si se agregan las horas plus y se quitan las perdidas, las horas funcionales de trabajo por semana dismuyen a 30,4.

Según el género de día, la diferencia salarial entre trabajadores a tiempo terminado y parcial es de 4,87 euros por hora, pero debe tenerse presente que los trabajadores a tiempo terminado prácticamente duplican las horas de trabajo efectivo efectuadas por los usados a tiempo parcial (33,9 horas en frente de 18,1 horas).

El ámbito servicios protagonizó el mayor repunte interanual del coste laboral en el primer período de tres meses, un 5,7%, hasta 2.662,84 euros por trabajador y mes, y asimismo el mayor avance de los sueldos, con un alza del 6,1%, hasta los 1.969,74 euros.

El salario medio en la hostelería se disparó un 67,8% interanual en el primer período de tres meses, hasta lograr los 1.150,73 euros por mes por trabajador. Son 50 euros mucho más por mes que en el primer período de tres meses de 2019, antes que se declarase la pandemia del Covid. Aún de esta manera, es la actividad con el salario mucho más bajo.

La hostelería asimismo lideró el alza de los costos laborales en el primer período de tres meses, con un aumento interanual del 59,3%, hasta los 1.573,6 euros por trabajador y mes.

Junto a la hostelería resaltan asimismo los ascensos interanuales del coste laboral expertos en el primer período de tres meses por las ocupaciones artísticas ( 13,3%) y las ocupaciones financieras ( 12%). En el lado opuesto, el coste laboral bajó en tres ocupaciones: las industrias extractivas (-24,6%), el suministro de energía y agua (-8,7%) y también información y comunicaciones (-0,7%).

El suministro de energía, las ocupaciones financieras y también información y comunicaciones son las que muestran los sueldos mucho más altos, con 5.973 euros, 5.094 euros y 3.132 euros por trabajador y mes, respectivamente, al tiempo que los menores corresponden a la hostelería (1.150,7 euros), ocupaciones artísticas (1.378 euros) y ocupaciones administrativas (1.384 euros).

Por comunidades, los costos laborales mucho más altos los registraron Madrid (3.287,5 euros), País Vasco (3.174,8 euros), Cataluña (2.941,8 euros) y Navarra (2.817,9 euros). Por contra, los mucho más bajos se brindaron en Extremadura y Canarias, con 2.152 y 2.322 euros, respectivamente.

El INE informó aparte de que en el primer período de tres meses del año se asentaron 133.988 vacantes de empleo, la cifra mucho más alta desde 2013, entendiendo por vacante aquel puesto desarrollado últimamente o que no está ocupado o que está a puntito de quedar libre y para el que el empresario está tomando medidas activas para hallar un candidato extraño a la compañía.

El 94,4% de las compañías preguntadas por Estadística respondieron que no tenían puestos que contemplar entre enero y marzo pues no precisaban trabajadores auxiliares, al tiempo que el 3,2% declaró que no tenían vacantes por el alto coste de contratación.

Casi nueve de cada diez vacantes del primer período de tres meses, específicamente el 88,9%, se concentraron en el ámbito servicios, con 119.064 puestos sin contemplar. Le prosiguen la industria, con 9.445 vacantes (el 7,1%), y la construcción, que sumó 5.479 vacantes (el 4,1%).

Cataluña y Madrid concentraron el mayor número de vacantes del primer período de tres meses, con 32.474 y 27.676, respectivamente, consecutivas de Andalucía (16.095 puestos sin contemplar) y Comunidad Valenciana (15.879). De este modo, estas 4 zonas agrupan prácticamente siete de cada diez vacantes.

Más información

El coste laboral en la Región medra un 1,4% en el primer período de tres meses del año, el tercer menor incremento por comunidades