• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

El déficit público de la Región de Murcia consigue su peor registro en los últimos diez años

img

Asimismo se hicieron mucho más evidentes los síntomas de desaceleración de la economía de regional que se venían ensayando desde la invasión rusa

MURCIA, 17 Dic.

El déficit público de la Región de Murcia ha empeorado en relación a 2021, hasta el punto de lograr el peor registro de los últimos diez años y el saldo mucho más desfavorable de las diferentes autonomías.

Es entre las conclusiones del Boletín de Coyuntura Económica del III Trimestre hecho público por la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM).

La patronal asimismo indicó que, a ese prominente déficit, se aúna un moderado desarrollo de la Deuda financiera (hasta representar el 34,2% del PIB regional, la cuarta mayor tasa autonómica y prácticamente diez puntos sobre el promedio) y un alarmante ascenso de la deuda comercial (174 millones) que ha conllevado una dilatación del período medio de pago (34,8 días, el mucho más prominente desde abril de 2020).

Por ello, recomiendan en este sentido ·recobrar la agilidad presente hasta no hace tanto a efectos de beneficiar la liquidez de las compañías contratistas".

El folleto asimismo menciona a que la mayoría del año 2022 se ha caracterizado por un "enquistamiento de los peligros mundiales", así como la inflación o la agresividad de la política monetaria, los que han derivado en una revisión a la baja del desarrollo mundial y por lo tanto asimismo nacional.

En este contexto, a lo largo del último trimestre se hicieron mucho más evidentes en la economía de la Región de Murcia los síntomas de desaceleración que se venían ensayando desde la invasión rusa de Ucrania, hasta el punto de situarse entre las autonomías con accionar mucho más exiguo (con un avance de forma anual del PIB del 0,8% según AIREF, en oposición al 3,8% nacional y el 3,1% del período de tres meses previo).

Según enseña CROEM, la contribución de los ámbitos económicos es muy distinguida. Por un lado, la agricultura, ganadería y pesca no detallan sus mejores desenlaces, excepto algunas especies y alguna camada, pero las cantidades se enseñaron negativas. Por otro lado, la mayor parte de ramas de Industria se detallan crecientes, y la inclinación general sigue efectiva.

En el ámbito de la Construcción, la obra pública duplica las cantidades del año previo -con volúmenes esenciales de contratación de la Administración Central impulsada por el AVE y de la Local- al paso que los indicadores residenciales sostienen crecimientos superiores si bien mucho más contenidos que anteriormente reciente.

Respecto al ámbito servicios de la Región de Murcia, sostiene su desarrollo en tasas de 2 dígitos en el último trimestre, y si bien este queda distanciado en relación a su correlativo nacional, se puede ver un profundo dinamismo en las ramas de turismo, transporte y algunas especialidades de comercio minorista (como Alimentación, artículos farmacéuticos o automóviles).

En lo que atañe al mercado de trabajo, registró un cómputo muy negativo en el último trimestre de 2022, ya que la Región de Murcia tenía 109.000 parados, 17.600 mucho más que en el período de tres meses previo, lo que supuso un incremento ( 19,3%) mucho más profundo que el nacional ( 2,1%).

A su vez, hubo una disminución de 18.300 trabajadores ocupados (-2,8%) porcentaje mucho más desfavorable que el nacional ( 0,4%). En los dos registros -tanto paro como ocupación- la Región de Murcia consiguió los peores desenlaces relativos en comparación con el resto de Comunidades Autónomas.

En consecuencia, no extraña que la tasa de paro se incrementara hasta el 14,5% (2,3 puntos mucho más que el período de tres meses previo), cifra mayor a la de españa (12,7%).

Finalmente, la inflación modera su ritmo de desarrollo, si bien sigue en escenarios inquietantes y no amigables. A su vez, exportaciones y también importaciones asimismo vieron acrecentar sus montantes influidos de manera directa por los costes energéticos lanzando un saldo en la balanza comercial negativo.

La inflación de la Región de Murcia prosigue elevada en este último trimestre. En especial, el Índice de Precios de Consumo (IPC) alcanzó una tasa de variación interanual en el mes de septiembre del 9,5%, en oposición al diez,9% de junio, alcanzando su máxima variación en todo el año en el mes de julio (11,4%), y siempre y en todo momento mostrándose levemente mayor a la media nacional (8,9% septiembre; diez,2% junio).

En este sentido, las presiones inflacionistas prosiguieron siendo prácticamente extendidas, ya que seis de los 12 conjuntos que conforman la cesta de compra registraron variantes cada un año superiores al 4%, y 4 de ellos excedieron el diez%.

Entre los elementos alcistas resalta, primeramente, Alimentos y bebidas no alcohólicas, que alcanzó un encarecimiento medio del 16,1%, en lo que piensa su tasa mucho más elevada de la serie estadística homogénea iniciada en 1994, con repuntes en especial marcados en huevos ( 34,8%), carne de ave ( 30,9%) y leche ( 26,6%).

En segundo rincón, costos socios a Vivienda, cuya tasa de forma anual fue elevada ( 12,0%) pero mucho más contenida que el mes previo ( 22,7%), gracias a los costes de electricidad, gas y otros comburentes familiares, que se encarecieron a un ritmo algo mucho más retardado que anteriormente mucho más reciente ( 25,0% en el mes de septiembre).

Y en tercer rincón, resaltó Transporte, con una variación de forma anual del diez,6% , donde jugaron un papel importante los carburantes y comburentes ( 19,3%). En el radical contrario, detallan una senda moderada los costos de comunicaciones (-2,5%), enseñanza ( 0,6%) y medicina ( 2,2%).

Más información

El déficit público de la Región de Murcia consigue su peor registro en los últimos diez años