Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El Gobierno regional da el visto bueno al proyecto de la planta de biorresiduos en San Javier

El Gobierno regional da el visto bueno al proyecto de la planta de biorresiduos en San Javier

El Gobierno regional de Murcia ha respaldado el diseño de una futura planta en San Javier para el tratamiento de residuos orgánicos biodegradables de origen doméstico. La redacción del proyecto de esta instalación dará comienzo a principios de 2024 y permitirá la gestión de los residuos recogidos a través del contenedor marrón, también conocido como el quinto contenedor.

En una reunión telemática de la Comisión de Gobierno, el Consorcio de Residuos de la Región de Murcia ha adjudicado el contrato para redactar el proyecto de la planta, que tendrá un costo de 3,3 millones de euros. El Gobierno regional aportará más de 2,4 millones de euros financiados por fondos europeos, mientras que el resto será cubierto por el Consorcio de Residuos.

Esta instalación formará parte de una red de infraestructuras diseñada para permitir que los municipios adheridos al Consorcio tengan acceso a la valorización de la materia orgánica a través de su conversión en compost.

La Comunidad y los ayuntamientos están trabajando juntos para crear una red de recogida y tratamiento diferenciada de los residuos orgánicos utilizando el contenedor marrón. La Comunidad está colaborando con los municipios, proporcionando los recursos necesarios para esta tarea.

La planta estará ubicada en San Javier, en una parcela cedida por el Ayuntamiento al Consorcio. Brindará servicio a 155.283 habitantes de seis municipios y tendrá capacidad para tratar hasta 19.330 toneladas de materia orgánica al año.

El contenedor marrón recogerá una variedad de residuos, como restos de frutas y verduras, carne, pescado y mariscos cocinados, frutos secos, infusiones, posos de café, cáscaras de huevo, restos de comida, tapones de corcho, cerillas, serrín, servilletas y papel de cocina sucios, papel y cartón sucios de aceite o restos de alimentos, así como pequeños restos de poda o jardinería, como plantas, hojarasca o ramos de flores.