Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El IMV beneficia al 12,18% de población vulnerable en Murcia, dicen expertos en servicios sociales.

El IMV beneficia al 12,18% de población vulnerable en Murcia, dicen expertos en servicios sociales.

La Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales han expresado su descontento por la complejidad burocrática para acceder al Ingreso Mínimo Vital (IMV) en medio de lo que consideran la mayor crisis social de la historia.

MADRID/MURCIA, 20 May.

Según la asociación, solo el 12,18% de la población que vive bajo el umbral de la pobreza en la Región de Murcia recibe el IMV, cifra similar al promedio nacional del 12,19% cuatro años después de su implementación.

Datos recopilados indican que en abril, 25.817 familias en la Región de Murcia fueron beneficiarias del IMV, abarcando a 89.004 personas en total.

Además, en la región hay 14.242 hogares (41.050 personas) que reciben la renta básica de subsistencia por tener ingresos por debajo de la "renta garantizada".

La asociación ha criticado al Gobierno por la falta de coordinación con los servicios sociales municipales para ampliar la cobertura de esta ayuda y ha señalado las disparidades territoriales, que van desde el 24,5% en el País Vasco al 5,9% en Baleares.

Los gerentes de Servicios Sociales han acusado al ejecutivo de no cumplir con la meta de llegar a las 850.000 familias en pobreza extrema en el país a tiempo, lo que ha llevado a persistir las "colas del hambre" que avergüenzan a los gobernantes según la asociación.

En abril, 589.948 familias a nivel nacional fueron beneficiarias del IMV, con un total de 1.771.480 personas. El IMV incluye tanto la renta básica de subsistencia como el complemento de ayuda para la infancia.

Sólo 392.902 hogares (1.006.763 personas) reciben la renta básica de subsistencia en España, lo que supone el 2,1% de la población, lejos de la previsión inicial de llegar a 850.000 en situación de pobreza severa.

La cobertura del IMV solo alcanza al 12,2% de las personas en riesgo de pobreza, según el colectivo. Las diferencias entre Comunidades Autónomas son significativas, con algunas por encima del 20% de cobertura y otras por debajo del 10%.

La asociación considera necesario un mayor impulso para incorporar el IMV en la gestión de los servicios sociales de atención primaria y critica la falta de coordinación del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social en este aspecto.

En medio de la crisis social actual, el laberinto burocrático para acceder al IMV ha llevado, según la organización, a que miles de personas en situación vulnerable sufran precariedad durante meses en su proceso de solicitud.