• sábado 01 de octubre del 2022
728 x 90

El laboratorio de Salud Pública incluirá novedosas líneas de trabajo para la investigación de virus y aguas residuales

img

En el último año se han analizado en el laboratorio unas 7.500 muestras con mucho más de 30.000 determinaciones

MURCIA, 6 Sep.

El nuevo Laboratorio Regional de Salud Pública dejará la implantación de novedosas líneas de trabajo para la investigación de bacterias y virus en alimentos y en aguas residuales a través de PCR, comprendido el rastreo de virus como el Covid-19, contaminantes y restos, incluidos fármacos.

Este nuevo espacio, que está ahora en la última parte de las proyectos, va a estar que viene dentro en las actualizaciones para la ampliación y reforma del edificio de cuidado del hospital general universitario Reina Sofía y dispondrá de unas instalaciones correctas a su ocupación y novedosas pretensiones.

En preciso, las proyectos dejarán duplicar la área del nuevo laboratorio, que va a ser de 950 m2, lo que acarreará una distribución de los espacios en relación a las pretensiones recientes, aparte de achicar los peligros de exposición en frente de agentes biológicos y químicos en lo que se refiere a espacios de trabajo, almacenamientos, vestuario y también higiene de los trabajadores.

El asesor de Salud, Juan José Pedreño, ha visitado este martes este espacio y ha señalado que "en estas novedosas instalaciones y los medios con los que va a contar posibilitarán la contestación a ocasiones de particular peligro o alarma para la salud pública", según detallaron fuentes del Gobierno regional en un aviso.

Ha añadido que, de esta manera, "se van a poder investigar virus en alimentos, muestras ambientales y muestras clínicas, bacterias en alimentos, muestras ambientales y muestras clínicas, alérgenos y organismos editados genéticamente en alimentos, aparte de una línea de análisis de aguas residuales, introduciendo el rastreo de virus como el Covid-19".

El edificio cuenta en planta baja con despachos y talleres. En planta primera se sitúan los vestuarios, tal como el área de microbiología con 2 laboratorios y también instalaciones socorrieres como cámaras de conservación, salón de estufas y despachos. En la planta segunda se desarrollan ocupaciones de laboratorio químico sobre muestras de aguas, alimentos y otras.

La obra tiene un precio de adjudicación de 1.163.453 euros. Este emprendimiento está financiado al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo Feder de la Región de Murcia 2014-2020.

El de hoy laboratorio, situado en las dependencias de la Consejería de Salud, muestra ciertas faltas funcionales y de espacio físico que condicionan la ampliación de novedosas líneas de investigación, tal como la incorporación de nuevos equipos metódicos precisos como PCR y nuevos equipos de cromatografía.

Durante el último año se han analizado en el presente laboratorio unas 7.500 muestras con mucho más de 30.000 determinaciones. Entre sus primordiales líneas de trabajo resalta el análisis químico y microbiológico, según reglamentación oficial de aguas, alimentos y bebidas, restos de fármacos y artículos zoosanitarios en alimentos, investigación de contaminantes en aguas y alimentos y bacterias patógenas, tal como los agentes causantes de toxiinfecciones alimenticias.

Asimismo, tiene modernos equipos para analíticas, entre aquéllos que resaltan cromatógrafos de gases y líquidos, equipos de espectroscopía atómica ICP-masas, analizadores de inmunofluorescencia para detección de microorganismos y sistemas androides de procesamiento de muestras.

Entre sus primordiales funcionalidades está la prevención y control en temas de salud pública sobre las muestras que le sean remitidas por las que corresponden entidades o a solicitud de parte y que requieran un análisis sanitario, empleando las técnicas microbiológicas, bromatológicas, fisicoquímicas y de afirmamiento de la calidad analítica que sean exactas.

La mayor una parte de los análisis se efectúan de manera programada en colaboración con otros servicios y se usa para la prevención de patologías y efectuar análisis en casos de demandas y en casos de señales sanitarias. Actualmente, su plantilla está compuesta por 23 gobernantes organizados en las áreas de físico-química, microbiología y calidad.

Más información

El laboratorio de Salud Pública incluirá novedosas líneas de trabajo para la investigación de virus y aguas residuales