• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

El PP apuesta por los 'desalojos exprés' para resguardar a los vecinos del ayuntamiento de Murcia frente a la ocupación ilegal

img


MURCIA, 29 Oct.

El Grupo Municipal Popular apuesta por la protección de los vecinos en oposición al fenómeno creciente de la ocupación ilegal de casas. En este sentido, el Pleno del Ayuntamiento aprobó una petición, a iniciativa del Partido Popular, a fin de que se realice una modificación de la Ley de Propiedad Horizontal, con el objetivo de que se reconozcan como personas jurídicas a las comunidades de vecinos, a fin de que estén, de esta forma, facultados para comenzar los procesos de restauración de casas en labras a retomar la sana convivencia y eliminar los hábitos y ocupaciones irritantes, dañinas, perjudiciales, peligrosas o ilegales que se tienen la posibilidad de ofrecer en un preciso ambiente a consecuencia de la ocupación ilegal.

El concejal habitual Eduardo Martínez-Oliva explicó que "el mayor inconveniente que se dan con la ocupación ilegal es la convivencia vecinal, y los vecinos están completamente desprotegidos para lograr defenderse".

Y es que, según indican desde el PP, en el ayuntamiento de Murcia hay hoy en día varios inconvenientes de ocupación con demandas por carecer de civismo, mugre, amenazas, robos, inseguridad, venta de sustancia y prostitución.

Los 'populares' aseguran que en Rincón de Seca hay vivienda ocupada múltiples años donde conviven mucho más de 40 personas, entre ellos menores.
La dueña, vecina de la pedanía, fue denunciada por un incendio causado en su vivienda ocupada ilegalmente debiendo abonar 596,75 euros por la extinción del mismo.

Por otro lado, en el Barrio del Carmen, hay casas ocupadas en las ubicaciones de Santa Úrsula, Marqués de Ordoño y Mateos; en el Distrito Norte, casas ocupadas en el Edificio Patronato de Franco y en Huerto Gambín (San Andrés); y en el Distrito Centro-Oeste, casas ocupadas en Calle Bocio y en calle San Luis Gonzaga.

Asimismo, el PP tiene perseverancia de que en El Palmar, hay inmuebles ocupados en calle Gloria y en el vecindario de Los Rosales, mucho más en concreto en la Plaza Cerezos y en las calles Orquídeas, Las Viñas. Melocotón, Las Parras, Girasoles, Tomillo, Acacias, Los Pinos, Sauce, Naranjos, Plaza de los Limoneros y Platanitos.

En Puente Tocinos, casas ocupadas en calles Pina, Sol y Velasco; en Santa Cruz, un dúplex ocupado en Travesía de las Academias; en Aljucer, un edificio ocupado en calle Independencia; en Javalí Nuevo, casas ocupadas en calle Salvador Allende; y en Javalí Viejo, donde en el mes de septiembre el PP de la pedanía realizó una petición para pedir mucho más presencia policial frente este inconveniente, latrocinios, amenazas, daño y también incivismo.

Por último, el PP asimismo alarma de que en Torreagüera hay un edificio terminado ocupado ilegalmente en las calles San Antonio y San Luis; y en Los Ramos, otro al lado de la Vía Verde.

"El fenómeno de la ocupación ilegal prosigue incrementando cada día, y desde el PP proponemos dotar de herramientas jurídicas a los vecinos a fin de que combatan esta injusta situación", ha apostillado Martínez-Oliva.

El PP asimismo protege la restauración del delito de usurpación de recursos inmuebles con penas que fluctúen entre los tres y los cinco años.
Asimismo, el Grupo Popular apuesta del mismo modo por endurecer las penas que recopila el Código Penal para las situaciones de ocupación de vivienda, poniendo particular énfasis en las mafias organizadas.

El Partido Popular de Murcia asimismo opta por desocupar las casas ocupadas en un máximo de 24 h con intervención de la Policía. De forma complementaria, los 'popules' solicitan agrandar la Ley de Enjuiciamiento Criminal con novedosas medidas procesales orientadas a prosperar la protección de la gente físicas o jurídicas que sean dueñas lícitas de una casa con la meta de que logren recobrar la plena posesión de su inmueble.

Más información

El PP apuesta por los 'desalojos exprés' para resguardar a los vecinos del ayuntamiento de Murcia frente a la ocupación ilegal