Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El pulmón verde del Bulevar Sur de Murcia neutralizará más de 5.260 toneladas de CO2 en las próximas tres décadas.

El pulmón verde del Bulevar Sur de Murcia neutralizará más de 5.260 toneladas de CO2 en las próximas tres décadas.

MURCIA, 20 Ene.

El Ayuntamiento de Murcia tiene previsto crear un corredor verde en la zona de las vías soterradas del ferrocarril, entre Torre de Romo y Camino de Tiñosa, que compensará la emisión de más de 5.260 toneladas de CO2 en los próximos 30 años. Este proyecto, conocido como Bulevar Sur, ha salido esta semana a exposición pública y se enmarca en el proyecto estratégico Conexión Sur.

El proyecto se divide en dos fases. La primera, desde Torre de Romo a Ronda Sur, permitirá la reducción de 1.409 toneladas de CO2. La segunda fase, que va de Ronda Sur al Camino de Tiñosa, contempla una compensación de 3.854 toneladas.

Para este proyecto, se llevará a cabo la implantación de zonas verdes que incrementarán la capacidad de absorción de gases de efecto invernadero, utilizando tanto especies arbóreas como matorrales.

El cálculo de la compensación se basa en la capacidad de absorción de dióxido de carbono por cada ejemplar plantado, extrapolado al número total de ejemplares esperados en todo el proyecto.

Según el concejal de Planificación Urbanística, Huerta y Medio Ambiente, Antonio Navarro Corchón, este proyecto permitirá multiplicar la superficie destinada a espacios verdes en Murcia.

El proyecto incluye la creación de diferentes superficies con vegetación adaptada al clima de la zona, así como parterres elevados con masas arbóreas y arbustivas y parterres de lluvia para combatir la sequía y evitar la desaparición de especies animales.

En cuanto a la distribución del espacio, la parte central del paseo entre Torre de Romo y Ronda Sur será peatonalizada, con parterres a ambos lados. Además, se habilitará un carril para bicicletas y patinetes.

El objetivo principal de este proyecto es aumentar el suelo destinado a zonas verdes y espacios libres, creando un corredor verde a lo largo de toda la actuación.

En la fase 2, entre Ronda Sur y el Camino de Tiñosa, se implementará una vía de servicio en el margen sur y una senda verde que combinará el uso peatonal con un carril bici segregado.

En la zona norte de la fase 1, se crearán seis jardines de lluvia que captarán el agua para almacenarla en un depósito y utilizarla en el riego urbano. Este depósito contará con un sistema de cloración, un aliviadero a la red de saneamiento y un sistema de desagüe controlado mediante bombeo.

Los jardines de lluvia, ubicados en ciertos parterres, se consideran depresiones del terreno donde se plantará vegetación capaz de absorber el agua de lluvia. Estos jardines estarán estratégicamente ubicados para capturar el agua de las superficies impermeables cercanas.