• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

El TS condena a 24 años de prisión a una mujer que mató a otra al prenderle fuego tras rociarla con gasolina

img

MURCIA, 19 Sep.

La Sala Penal del Tribunal Supremo (TS) ha culpado a 24 años de prisión a una mujer que mató a otra al prenderle fuego tras rociarla con gasolina en la vivienda de la víctima en Murcia, en el mes de septiembre de 2018, conforme han informado fuentes del órgano judicial en un aviso.

La sentencia cree que la acusada es quien se encarga de un delito de asesinato, en certamen con un delito de incendio y 2 delitos de lesiones, estos 2 últimos sobre la pareja y la suegra de la fallecida, que asistieron a socorrerla.

El Supremo cree medianamente el recurso de la acusada contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, que confirmó la condena de 25 años de prisión que impuso en primera instancia un tribunal del jurado de la Audiencia de Murcia, y quita la apreciación de la agravante de ensañamiento, al estimar que en los hechos no se recogen los componentes que se necesitan para tener en consideración esa situación agravatoria.

La acusada había argumentado sobre esto que el incendio con el que se desarrolló la acción ahora había sido valorado para fundar la agravante de alevosía y no constaban elementos de la agravación concreta del ensañamiento.

Sin embargo, el Supremo solo disminuye la pena de 25 a 24 años de prisión frente "la gravedad de los hechos, la crueldad expresada, la futilidad del móvil inteligente y la grave influencia escencial, familiar y humana del hecho", un asesinato con un doble certamen ideal con un delito de incendio con 2 delitos de lesiones.

En los hechos probados se apunta que, tres días tras haberse producido una riña entre acusada y víctima, la primera fue a la vivienda de la segunda, que frente a la insistencia le abrió la puerta de su vivienda, instante que aprovechó la primera para, "resuelta a ocasionarle la desaparición, arrojar, de manera rápida y por sorpresa, la gasolina que contenía la botella de plástico que llevaba sobre el cuerpo", prendiendo simultáneamente con un mechero la gasolina lanzada, que se inflamó de modo inmediato, sin que pudiese reaccionar frente esa acción de la acusada, "viéndose cubierta en llamas, lanzando chillidos de mal y pidiendo auxilio".

Como consecuencia, la víctima, de 38 años, murió al día después en el hospital.

La sentencia del Supremo asegura las indemnizaciones de cien.000 euros para la pareja y todos los cinco hijos de la fallecida, establecidas por la Audiencia de Murcia, tal como el resto de penas.

Más información

El TS condena a 24 años de prisión a una mujer que mató a otra al prenderle fuego tras rociarla con gasolina