El turismo y la industria agroalimentaria lideran las expectativas de crecimiento en 2024, según expertos en Economía.

El turismo y la industria agroalimentaria lideran las expectativas de crecimiento en 2024, según expertos en Economía.

La Región de Murcia se enfrenta a una insuficiencia de recursos hídricos que está superando a la falta de infraestructuras como la principal debilidad de su economía, según un informe del Colegio de Economistas. A pesar de esto, el turismo, la hostelería y la industria agroalimentaria son los sectores con mayores expectativas de crecimiento en la región para el año 2024.

El informe, presentado por el decano del Colegio, Ramón Madrid, junto con la investigadora Ana Jiménez-Alfaro y el director técnico del barómetro, José Carlos Sánchez, revela que la inflación y las tensiones geopolíticas han tenido menos impacto del esperado en la economía regional.

En cuanto a los sectores con mayores expectativas de crecimiento, el turismo, el ocio y la hostelería ocupan el primer lugar, seguidos del sector agroalimentario. Por otro lado, se prevé que sectores como la logística y el transporte, el comercio minorista y la tecnología de la información y las comunicaciones experimenten caídas.

En cuanto a la situación económica personal, un 53,1% de los encuestados considera que se mantiene estable, mientras que un 29,6% cree que ha empeorado y un 17,3% afirma estar mejor. En comparación con el año anterior, se observa una leve mejoría en la percepción de la situación económica personal.

El informe también destaca que la economía regional ha obtenido una puntuación de 2,59 puntos en una escala del 1 al 5, superando los 2,48 puntos de la economía española, pero quedando por debajo de la media de la Unión Europea.

En cuanto a las debilidades de la economía regional, se destaca la insuficiencia de recursos hídricos, el elevado nivel de endeudamiento y los bajos niveles de renta per cápita y productividad. Además, el informe apunta hacia un panorama moderadamente pesimista en cuanto al consumo por parte de las familias en los próximos seis meses.

El informe también analiza la desigualdad de género en la economía. Según los encuestados, las principales condiciones laborales que determinan esta desigualdad son las dificultades de acceso a puestos directivos, el mayor empleo a tiempo parcial involuntario y los menores salarios. Sin embargo, la mayoría considera que el grado de igualdad de trato en el centro de trabajo es alto o muy alto.

Las medidas más valoradas para evitar la discriminación de género en el trabajo son los programas de conciliación familiar y laboral y los conceptos retributivos objetivos. Por otro lado, la realización de inspecciones de trabajo y el uso del lenguaje inclusivo y no discriminatorio tienen una incidencia considerada baja.

En conclusión, a pesar de la falta de infraestructuras, la insuficiencia de recursos hídricos se ha convertido en la principal debilidad de la economía de la Región de Murcia. Aunque el turismo, la hostelería y la industria agroalimentaria presentan expectativas de crecimiento, se prevén caídas en otros sectores como la logística y el transporte. Además, se observa una leve mejora en la percepción de la situación económica personal y un panorama moderadamente pesimista en cuanto al consumo por parte de las familias. Por otro lado, sigue existiendo desigualdad de género en la economía, con dificultades de acceso a puestos directivos, mayor empleo a tiempo parcial involuntario y menores salarios como principales factores.

Categoría

Murcia