• jueves 30 de junio del 2022
728 x 90

Estudiosos de la UCAM prueban que el diseño de la factura eléctrica regulada hace difícil su entendimiento

img

Según la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia, el 40% de los clientes no entiende su factura de la luz

MURCIA, 23 Jun.

El conjunto de investigación de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad Católica de Murcia (UCAM) demostró que el diseño de la factura eléctrica regulada hace difícil su entendimiento, según detallaron fuentes de la institución enseñante en un aviso.

Se trata de un de los desenlaces de una investigación sobre el diseño de la factura de la luz y su predominación en la entendimiento de los conceptos facturados.

En España, el mercado eléctrico está relativamente regulado, lo que quiere decir que no solamente los costes son intervenidos por el Estado, sino asimismo se impone un modelo de factura de obligación cumplimiento, según detallaron fuentes de la institución enseñante en un aviso.

El modelo es obligación por ley para todos y cada uno de los clientes acogidos a la cuota regulada (llamada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, PVPC) y nuestra legislación la recomienda para el resto de pequeños usuarios (bajo 15 kW) si bien estén en el mercado libre. En la práctica, la mayor parte de los clientes familiares reciben exactamente el mismo modelo de factura objeto de la investigación.

Aunque el mercado eléctrico en España es muy complejo, la investigación creada desde la UCAM revela que ni el diseño ni la redacción de la factura regulada contribuye a entender esa dificultad. Los individuos ignoran cuestiones tan básicas tal y como si están acogidos a la cuota regulada o están en el mercado libre. Además, el término más esencial para lograr cotejar promociones (el coste del kWh sin impuestos) en la factura oficial está "escondido" en la segunda página del archivo, sin contraste que lo destaque del resto de información que le circunda.

Este estudio revela que el modelo de factura español tampoco tuvo presente las sugerencias de la Comisión Europea en temas de facturación eléctrica. La Comisión da en su web un modelo de factura como "ejemplo de buenas prácticas y de diseño claro y basado en el usuario" dónde el coste del kWh hace aparición en la primera página de la factura, acompañado de un régimen gráfico que lo resalta.

Desde el criterio del lenguaje, hasta el nombre dado a la cuota (PVPC) es raro, ya que sería mucho más claro para todos y cada uno de los clientes denominar la "cuota regulada". Todos los desenlaces de esta investigación, que tiene financiación del Plan Propio de Investigación de la UCAM, está libre en el producto científico anunciado en el número 14 de la Revista Española de la Transparencia, alcanzable a través del siguiente link:
'https://www.revistatransparencia.com/ojs/index.php/ret/artic...'.