Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

"Exposición honra la memoria del arquitecto Enrique Carbonell en su vigésimo aniversario de fallecimiento"

El Colegio de Arquitectos de Murcia ha inaugurado la exposición titulada "Enrique Carbonell 1950-2003: La elegante heterodoxia", en homenaje al arquitecto murciano fallecido hace 20 años. La muestra estará abierta al público hasta el 24 de enero de 2024 y cuenta con la presencia del director general de Patrimonio Cultural, José Francisco Lajara.

Lajara ha destacado la importancia de la obra de Enrique Carbonell en la arquitectura moderna de Murcia durante las décadas de los 80 y 90. La exposición busca resaltar la figura del arquitecto y su amplia producción, tanto en edificación como en interiorismo.

Entre las obras más emblemáticas de Carbonell se encuentran la sede central de Cajamurcia en la Gran Vía Escultor Salzillo de Murcia, las viviendas de la cooperativa Myrtia en Juan de Borbón, y la Imprenta Regional en el Camino Viejo de Monteagudo. Su talento fue reconocido y premiado a lo largo de su carrera.

La exposición cuenta con aproximadamente 70 planos, cuadernos de dibujo, escritos y fotografías que muestran la forma de entender la arquitectura de Carbonell. La mayoría de estos documentos provienen del archivo personal del arquitecto, que fue donado por sus hijos en 2020 al Archivo General de la Región de Murcia.

La pasión de Carbonell por la arquitectura se evidencia en sus dibujos a mano, los planos en papel vegetal y sus apuntes. Estos objetos son cada vez más escasos en los estudios de arquitectura, donde predominan las infografías y el dibujo asistido por ordenador.

La exposición se enfoca en el dibujo como elemento protagonista, pero también en la fotografía del proceso de obra, las maquetas que muestran la riqueza volumétrica de los proyectos de Carbonell, y ciertos objetos personales que acompañaron al arquitecto a lo largo de su trayectoria profesional.

Enrique Carbonell Meseguer nació en Murcia en 1950 y falleció en 2003. Desde joven estuvo ligado a la arquitectura y la construcción debido a la influencia de su padre y tío, que también eran profesionales del sector. Estudió en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Valencia y desarrolló la mayor parte de su carrera en su ciudad natal.

Una de las obras más destacadas de Carbonell es la sede central de Cajamurcia, realizada en colaboración con el arquitecto José María Torres Nadal. Este proyecto ganó el primer premio en un concurso público en 1976, en el que participaron reconocidos arquitectos como Francisco Javier Sáenz de Oiza, José Antonio Corrales y Helio Piñón en el jurado. El edificio, terminado en 1983, se ha convertido en un ícono de la arquitectura contemporánea de Murcia.

Carbonell también colaboró con otros destacados arquitectos en Murcia, como Vicente Martínez Gadea y Juan Antonio Sánchez Morales. Además, trabajó junto a Rafael Moneo en la ampliación del Ayuntamiento de Murcia, conocido hoy en día como el 'Edificio Moneo'.

Otro aspecto destacado de la obra de Carbonell fue su diseño, decoración y reforma de locales comerciales, incluyendo los bares 'Los Claveles' y 'La Madrileña', así como las tiendas de ropa 'Platería 43' y 'Antonio Zamora', que marcaron una época en los años 90.

A pesar de su corta carrera, Carbonell recibió numerosos premios, entre los que destacan el Primer Premio de Arquitectura y Urbanismo de la Región de Murcia por las Viviendas de Promoción Pública de Alcantarilla en 1989, el Primer Premio de Interiorismo Región de Murcia por el bar 'Los Claveles' en 1989, el Primer Premio de Arquitectura de la Región de Murcia por el edificio de viviendas junto al Puente Viejo en 1995, y el Primer Premio de Arquitectura de la Región de Murcia por la vivienda unifamiliar de La Garrobera en 1999.