Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Finaliza la instalación de boyas oceanográficas en el Mar Menor para monitorear el gemelo digital.

Finaliza la instalación de boyas oceanográficas en el Mar Menor para monitorear el gemelo digital.

Un avance tecnológico en la monitorización del Mar Menor ha sido implementado por la Comunidad Autónoma, con la instalación de ocho boyas oceanográficas que recogen datos de forma constante en el gemelo digital, incluyendo las últimas cuatro colocadas recientemente. Estas boyas forman parte de la red de seguimiento del agua en la región.

El consejero de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor, Juan María Vázquez, destacó que las boyas miden diferentes parámetros como la conductividad, temperatura, oxígeno disuelto y clorofila a diferentes profundidades, enviando los datos de manera remota y utilizando tecnología inalámbrica.

Estos datos recopilados se envían al gemelo digital del Mar Menor, donde se utilizan algoritmos y inteligencia artificial para predecir los niveles de oxígeno y clorofila con anticipación, evaluar medidas implementadas y anticipar posibles soluciones en caso de crisis ambiental.

Las boyas permanecen estacionadas en el fondo marino y ascienden automáticamente para registrar medidas a distintas profundidades, con una frecuencia de ascenso de cuatro veces al día.

El equipo científico del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (Imida) se encarga de procesar los datos obtenidos a través del gemelo digital, integrando información de diversas fuentes como mediciones en pozos, condiciones de suelo y observaciones satelitales de alta resolución.

Además de las ocho boyas operativas en el agua, se han desarrollado otras cuatro para reemplazar a las sumergidas en caso de mantenimiento. Estas boyas han sido creadas por científicos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

Para llevar a cabo la instalación y el mantenimiento de los equipos, el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental ha invertido un total de 190,000 euros a lo largo de dos años, incluyendo costos de fabricación y mantenimiento.