Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Fiscal solicita penas de 25 años para 6 acusados de venta de drogas en Espinardo.

Fiscal solicita penas de 25 años para 6 acusados de venta de drogas en Espinardo.

El juicio contra 6 personas, cuatro hombres y dos mujeres, por vender sustancias estupefacientes en un garito de Espinardo (Murcia) y varias viviendas de la barriada del Espíritu Santo se llevará a cabo este miércoles en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Murcia. La mayoría de los acusados cuenta con antecedentes y el Ministerio Fiscal ha solicitado una pena que suma un total de 25 años de cárcel.

Los hechos que se les acusan son constitutivos de un delito contra la salud pública y el fiscal ha pedido para cada uno de los acusados una pena de 4 años y dos meses de prisión y una multa de 10.000 euros.

Cuatro de los acusados también están en el punto de mira por realizar un delito de defraudación del fluido eléctrico, para el cual se les ha exigido una multa de 10 meses con una cuota diaria de 6 euros. En caso de no ser pagado, se deberá cancelar con un día de privación de libertad. Además, los cuatro acusados tendrán que indemnizar a Iberdrola en conjunto por cantidades superiores a los 7.000 euros.

Los hechos se remontan a noviembre de 2018, cuando las autoridades constataron la venta de sustancias estupefacientes en un garito de la barriada. Los compradores entraban al local y permanecían unos minutos dentro, tras lo cual abandonaban el lugar con la droga en su poder. Los agentes identificaron hasta 8 personas en los meses de mayo y noviembre de 2018 en posesión de marihuana, cocaína o hachís.

En el registro de las viviendas, los agentes intervinieron sustancias estupefacientes, que tenían como destino el mercado ilícito y que habrían alcanzado un valor próximo a los 127 euros. Además, se encontraron 2.000 euros en efectivo, junto a varios objetos adquiridos con las ganancias procedentes del tráfico ilícito de drogas, entre ellos un portátil o un reloj de alta gama. En otras viviendas, también hallaron casi 2.500 gramos de hojas de plantas de cannabis y varios instrumentos para el cultivo, que habría alcanzado un valor superior a los 3.600 euros en el mercado ilegal de drogas.