• sábado 01 de octubre del 2022
728 x 90

Gobierno regional aprueba la rebaja del IRPF, con la que prevé favorecer a 330.000 murcianos

img

MURCIA, 22 Sep.

El Gobierno murciano ha aprobado este jueves el Decreto Ley que rebaja los 4 primeros tramos autonómicos del IRPF un 4,1%, medida con la que prevé favorecer a 330.000 murcianos consiguiendo un ahorro total estimado de entre 8,5 y diez millones de euros.

En preciso, el Consejo de Gobierno ha aprobado en su sesión de este jueves el Decreto Ley que altera la escala autonómica del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), conforme han hecho comprender en rueda de prensa el asesor de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes, Marcos Ortuño, y el asesor de Economía, Hacienda y Administración Digital, Luis Alberto Marín.

En este sentido, Marín ha señalado que esta deflactación afectará al 96% de los obligados a enseñar la declaración de la Renta. "Lo importante no es el coste unitario que se marcha a ahorrar cada tramo; está claro que, dada la progresividad del impuesto, esos tramos mucho más superiores tienen un ahorro fiscal mayor que los tramos menos superiores", ha precisado.

Marín ha recordado que el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, ahora anunció esta medida el mes pasado de mayo, que persigue "contribuir a las familias a realizar en frente de la elevada inflación que vivimos". "Como saben, este Gobierno es un estable defensor de la moderación fiscal y ejecutor de exactamente la misma como vía para producir mayor dinamismo, desarrollo y empleo".

Y es que, así como ha señalado, menos impuestos "significan mucho más consumo y, por consiguiente, mayor recaudación mediante los impuestos unidos a la actividad económica para prosperar la Sanidad, la Educación y los servicios sociales". Ha puesto como un ejemplo el impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que en 2018 incrementó su bonificación del 60% al 99% para los conjuntos 1 y 2 (descendientes menores de 21 años y mayores de 21 años).

Además, ha recordado que el Gobierno murciano fué vanguardista en España en la bonificación del impuesto de Donaciones en el conjunto 3 (hermanos, tíos y sobrinos). Además, ha recordado que López Miras inició una rebaja progresiva en la cuota autonómica del IRPF a lo largo de los periodos 2019 a 2023 cuyos tres primeros tramos han supuesto ahora un ahorro de 54 millones de euros para los ciudadanos de la Región.

"La adopción de esta y otras medidas fortalecen nuestra proposición de que donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los ciudadanos a fin de que logren invertir libremente, provocando riqueza y empleo", según Marín, quien ha señalado que todo ello permitió que Murcia sea la primera red social autónoma donde las familias consiguen la "liberación fiscal", esto es, el día desde el como toda la renta libre queda predisposición de las familias tras el pago de todos y cada uno de los impuestos, así como refleja el informe de forma anual de la Fundación Civismo.

Ha defendido que la moderación fiscal "es la receta para sobrepasar la dificultosa situación que vivimos y resguardar a las familias, hombres de negocios y autónomos en frente de las subidas indiscriminadas del Gobierno de Pedro Sánchez y sus políticas anticíclicas".

Ha lamentado "la carencia de contestación del Gobierno central, pese a la ingente recaudación tributaria de 22.000 millones de euros que consiguieron a consecuencia de la inflación". Con todo, ha señalado que el Ejecutivo murciano "regresa a ofrecer un paso adelante con la deflactación de los 4 primeros tramos de la cuota del IRPF en un 4%". El asesor de Economía mostró su promesa en que esta medida, como otras, "sea copiada por el Gobierno central".

Así, ha subrayado que es una medida apuntada a rentas "medias y bajas" por el hecho de que "se deflactan 4 de los cinco tramos" que "corresponden a los ciudadanos que mucho más adversidades tienen para llegar a fin de mes". El 4,1% de deflactación "es el aumento salarial ordinario estimado de promedio en todo el país, y va a suponer un ahorro para mucho más de 330.000 murcianos". En preciso, ha señalado que el ahorro está cuantificado entre 8,5 y diez millones de euros.

Marín ha precisado que esta medida "de acompañamiento" se aúna a la rebaja progresiva de las tarifas del IRPF que está construyendo el Gobierno murciano entre 2019 y 2023, que ha supuesto un ahorro en esta legislatura de 54 millones.

Por tanto, en la declaración de la Renta del ejercicio 2022 (que se cumplimentará en el mes de julio de 2023), los impositores murcianos se van a poder favorecer de la reducción del número de tramos del IRPF, de la bajada de las clases impositivos de todos los tramos iniciada en 2019, de la deflactación del 4,1% presentada este jueves y de hasta 15 bonificaciones autonómicas.

Entre estas bonificaciones, Marín ha señalado ciertas "precisamente importantes" como las de costos de material escolar y libros; discapacidad; costos de guardería; conciliación; inversión n adquisición de vivienda no frecuente para menores de 35 años; adopción; nacimiento; deducción por inversiones en energías renovables o en gadgets para ahorro de agua".

También por donaciones a investigación biosanitaria, la protección del bien común de la Región y ocupaciones culturales y deportivas, acogimiento de personas mayores de 65 años o con discapacidad. Estas trece ahora se han aplicado en la declaración de la renta del actual año --la pertinente a 2021-- y se aúnan a las de 2022 las novedosas deducciones para mamás trabajadoras y para promover el alquiler.

Con todo ello, añade, "procuramos contribuir a las familias murcianas" y le agradaría que el Gobierno central "asimismo ayudara a las familias y dejase de meter la mano en el bolsillo de los murcianos".

"El millón y medio de murcianos disponemos el deshonroso honor de ser parte de la red social peor sustentada económicamente de España; y no nos marchamos a fatigar de reclamar un régimen financiero justo que nos ponga, cuando menos, en la media nacional", ha aseverado Marín, quien ha emplazado al Gobierno central a apropiarse de medidas como la deflactación puesta en marcha este jueves.

Ha señalado que la inflación está en un diez,5% y la subida salarial fué de un 4,1%. "Lógicamente, la aptitud de compra de los ciudadanos se vió menoscabada", según Marín. Además, la Agencia Tributaria "no desea entender nada de la inflación, sino solo ve que hay que tributar mucho más por esa subida de los salarios", explicó.

Así, la deflactación aprobada por el Gobierno regional quiere que el ciudadano no se vea obligado a "abonar mucho más impuestos" por el aumento salarial.

Marín explicó que en el tramo 2 de la cuota autonómica del IRPF (personas que están en remuneraciones de hasta 20.200 euros) "se verían obligados a abonar 114,52 euros mucho más en su declaración de la Renta" en el caso de no llevar a cabo esta medida. En el tramo 3 (hasta 39.000 euros) "se verían obligados a abonar 283,87 euros mucho más en el caso de no deflactar", según Marín.

Además, ha remarcado que el ahorro en los impositores "se inyecta en la economía". Ha puesto como un ejemplo que la recaudación por IRPF en la Región ha incrementado un 13,98% en 2021 respecto a 2020.

RECENTRALIZACIÓN DE IMPUESTOS

También se ha referido a la viable recentralización de ciertos impuestos por la parte del Gobierno central anunciada por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Al ser preguntado por este aspecto, Marín ha recordado que el ministro fue "llamado al orden inmediatamente" y el ánimo centralizador "le duró solamente unos minutos". A su juicio, cualquier estrategia centralizadora "agrede los mínimos principios de autonomía financiera de los que disponen las comunidades"

Finalmente, Marín ha señalado que el emprendimiento de ley de autonomía fiscal comunicado por López Miras está "muy adelantado". Ha señalado que "entre las virtudes" del presidente murciano es "anticiparse" a los inconvenientes y ahora anunció esta ley "mucho tiempo antes que Escrivá hablara de una recentralización".

Más información

Gobierno regional aprueba la rebaja del IRPF, con la que prevé favorecer a 330.000 murcianos