Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Hombre condenado a 11 años por el asesinato de su padre en Campos del Río en 2021

Hombre condenado a 11 años por el asesinato de su padre en Campos del Río en 2021

MURCIA, 18 Dic.

El acusado de asesinar a su padre de varias puñaladas en el cuello el 25 de octubre de 2021, en Campos del Río (Murcia), ha sido condenado este lunes a la pena de 11 años de prisión y al pago de 153.000 euros en concepto de responsabilidad civil a su madre y hermano.

La magistrada presidenta ha dictado la sentencia 'in voce', después de que la Fiscalía y el abogado del acusado acercaran posturas para reducir la pena solicitada por el Ministerio Público porque el encausado reconoció ser el autor del crimen.

En concreto, el reo ha sido condenado a 11 años de cárcel y al pago de 103.000 euros a su madre, y 50.000 a su hermano, así como al pago de las costas del juicio, aunque el acusado se declarará insolvente al carecer de medios económicos para hacer frente a la indemnización.

Antes de que la jueza hiciera pública la sentencia, el jurado popular ha declarado culpable de un delito de homicidio al individuo, quien se ha mostrado conforme con el veredicto y con las penas impuestas, que no serán recurridas ni por el Ministerio Fiscal, ni por la defensa.

Durante el juicio, celebrado la pasada semana en la Audiencia Provincial de Murcia, el acusado, que durante su infancia fue diagnosticado de un trastorno de hiperactividad y le fue reconocido un 33% de minusvalía, afirmó que la relación con su padre fue "mala de siempre".

Explicó que la noche del crimen discutieron y que, después de que su padre le tirara una silla, él le asestó "tres o cuatro" puñaladas en el cuello con la navaja que había utilizado durante la cena.

Después se fue a casa de su tío, donde también se encontraba su hermano, y les contó a ambos lo que había pasado. A continuación volvió a su casa, donde estaban su madre y el cadáver de su padre.

Preguntado sobre qué dijo una vez acuchilló a su padre, manifestó que sus palabras fueron que su madre "ya no iba a sufrir más" porque el fallecido "le pegaba de toda la vida". No obstante, aseguró que se arrepentía de haber cometido el crimen, cuya autoría reconoció desde el principio a la Guardia Civil.

Y es que cuando efectivos del puesto de Mula de la Benemérita llegaron a la casa tras ser alertados por una vecina, el hombre les instó, sin oponer resistencia, a que le "pusieran las esposas" porque acababa de matar a su padre.