• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Investigado por cometer un ciberataque a una compañía de Los Alcázares (Murcia) de la que había sido despedido

img

El investigado, viejo usado de la compañía, borró todos y cada uno de los datos del servidor de la compañía y los mails de clientes del servicio

LOS ALCÁZARES (MURCIA), 26 Jul.

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha creado la operación 'Vorgus', una investigación iniciada para aclarar un ciberataque realizado sobre una compañía de Los Alcázares, que ha acabado con la identificación, ubicación y también investigación de un vecino de San Pedro del Pinatar que había sido despedido de la compañía atacada.

En preciso, al presunto creador se le han instruido diligencias como presunto creador de los delitos de daños en programas informáticos, según detallaron fuentes de la Benemérita en un aviso.

Las actuaciones se empezaron en el momento en que el encargado de una compañía presentó una demanda frente a la Guardia Civil donde manifestó haber sufrido un ciberataque en el servidor informático de la mercantil, ocasionándole notables daños.

En preciso, el ciberdelincuente efectuó el eliminado de todos y cada uno de los datos de su dominio web, del servidor de la compañía y de los mails de sus clientes del servicio, causando además de esto la caída de su web y un enorme perjuicio a la compañía.

Los guardas civiles del Equipo @, tras contrastar los hechos delictivos denunciados, abrieron la operación y centraron la investigación en el análisis de los accesos que habían quedado registrados en el sistema informático de la compañía.

El completo análisis efectuado dejó a la Benemérita advertir una dirección IP (dirección única que identifica a un dispositivo en la red o en una red local), que presuntamente se encontraba relacionada con el ataque informático investigado.

Las pesquisas practicadas dejaron saber que tras la IP sospechosa estaba un dispositivo informático que había accedido desde el exterior y sin autorización a la red de la compañía perjudicada a la fecha y hora de la comisión del sabotaje informático. También se logró identificara al usuario que estaba tras la IP enlazada al delito investigado, resultando ser un viejo usado de la compañía perjudicada, quien, parece ser, se encontraba animado por su despido y como represalia decidió sabotear el sistema informático de su vieja compañía.

Una vez conseguidos todos y cada uno de los rastros precisos, los guardas civiles del Equipo @ han localizado y también investigado al sospechoso, al que se le ha instruido diligencias como presunto creador de delito de daños en programas informáticos.

El investigado, adjuntado con las diligencias instruidas, fué puesto predisposición del Juzgado de Instrucción de San Javier (Murcia).

Más información

Investigado por cometer un ciberataque a una compañía de Los Alcázares (Murcia) de la que había sido despedido