• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

La CHS garantiza el abastecimiento para consumo humano y regadío hasta final de 2022 sin limitaciones

img

La cuenca del Segura sigue en prealerta y la Confederación sugiere prudencia en la utilización de los elementos hídricos

MURCIA, 7 Dic.

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) informó que la cuenca del Segura puede asegurar el agua para abastecimiento humano y para el regadío hasta el desenlace del actual año, sin utilizar limitaciones.

Los indicadores de la cuenca del Segura sostienen en el nivel de prealerta según los indicadores de escasez que se definen en el Plan particular de Sequia (PES) de la CHS para el sistema global.

El organismo de cuenca puso de manifiesto que la entrada en nivel de alarma en la cuenca del Segura va a depender de nuevo de las precipitaciones en los embalses de cabecera en los próximos meses, según detallaron fuentes de la CHS en un aviso.

De no generarse esas lluvias en todo el invierno, y en función de los indicadores conseguidos a lo largo de los próximos meses, la Confederación contemplaría un cambio de ámbito de cara al comienzo del próximo año natural en un nivel de alarma.

Esto, así como ha señalado el presidente del organismo de cuenca, "nos llevaría a accionar según lo predeterminado en el Plan de Actuación de Sequía aprobado en el mes de noviembre de 2018".

Algunas de esas probables medidas que contemplan este plan son "limitaciones al regadío y medidas de ahorro voluntario en el abastecimiento", ha recordado Urrea.

La CHS influye en que la situación de hoy del Segura es afín a la sufrida el mes pasado de marzo, en el momento en que la cuenca llegó al índice global de alarma, que fue salvado merced a las profundas precipitaciones registradas a lo largo de la primavera y las lluvias puntuales registradas en el mes de octubre y noviembre.

Estas lluvias acrecentaron los volúmenes guardados en cabecera y mantuvieron exactamente el mismo índice de escasez a lo largo de los últimos tres meses de forma sucesiva.

Los índices de escasez de la cuenca del Segura están en nivel de prealerta a fecha 1 de diciembre de 2022.

Al respecto, el índice de escasez del sistema global que incluye las aportaciones propias de la cuenca y las recibidas por el trasvase Tajo-Segura está en 0,309 sobre 1, manteniéndose prácticamente incesante con en comparación con mes pasado.

De forma personalizada, Índice de escasez Sistema Cuenca está en 0,513 (normalidad) sobre 1. Por su parte, Índice de escasez Sistema Trasvase está en 0.105 sobre 1 (urgencia).

Por zonas, la UTE llamada primordial está en situación de prealerta, al tiempo que la margen derecha y también izquierda y la cabecera sostienen una situación de normalidad, con relación al índice de escasez coyuntural.

Finalmente, la cuenca del Segura sostiene la sepa de sequía prolongada en referencia rigurosamente a las lluvias registradas, en todas y cada una de las Unidades Territoriales con lo que no hay afección al régimen de caudales ecológicos circulantes establecidos en la planificación vigente.

Más información

La CHS garantiza el abastecimiento para consumo humano y regadío hasta final de 2022 sin limitaciones