Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

La Comunidad impulsa estrategias sostenibles contra plagas en productores de almendra.

La Comunidad impulsa estrategias sostenibles contra plagas en productores de almendra.

El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (Imida) está trabajando en un 'Plan integral de manejo fitosanitario del almendro'.

MURCIA, 1 de abril.

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, a través del Imida, está enfocada en desarrollar estrategias más efectivas y sostenibles para combatir las plagas del almendro de manera integral, según lo informado por fuentes del Gobierno regional.

El director del Imida, Andrés Martínez Bastida, resaltó que el aumento de las temperaturas y los cambios en las prácticas de cultivo y en las herramientas fitosanitarias han contribuido al desarrollo de plagas en el cultivo del almendro, el cual es de suma importancia para la Región.

Por tanto, se ha iniciado un trabajo en conjunto con el Servicio de Sanidad Vegetal y Organizaciones Profesionales Agrarias para implementar un plan que mejore la salud de las plantaciones de almendros, de forma sostenible y adaptada a las nuevas exigencias ambientales.

El enfoque está puesto en plagas como la avispilla y el tigre del almendro, donde se han establecido estrategias para minimizar los daños provocados por estas, además de evaluar otras plagas reemergentes.

Para adaptarse a los nuevos riesgos y cambios climáticos, es necesario un mayor conocimiento de las plagas y el comportamiento de las herramientas disponibles para un control fitosanitario más efectivo y sostenible.

Además, se están realizando jornadas y charlas divulgativas para transferir los conocimientos obtenidos a técnicos y productores, con el objetivo de mejorar las prácticas en el campo.

La Región de Murcia es la tercera zona productora de almendros en España, lo que indica la importancia económica y social del cultivo, generando empleo y valor añadido en el territorio. Por ello, es fundamental mantener estrategias fitosanitarias viables y sostenibles para preservar la competitividad de las plantaciones y su actividad económica.