• sábado 01 de octubre del 2022
728 x 90

La Enfermería del Hospital Santa Lucía valida herramientas para medir el mal de los pacientes pediátricos

img

Más de un 70% de estos pacientes tienen la posibilidad de tener mal a lo largo de la hospitalización

CARTAGENA (MURCIA), 11 Jul.

Un conjunto de expertos de enfermería del Hospital General Universitario Santa Lucía, Mª Teresa Roldán Chicano, Pedro José López Saura, Cristina Gómez Fernández, Cristina Gamboa Gil de Sola, José Martín Rodríguez y Mª Dolores Meroño Rivera, realizaron un desarrollo de selección de herramientas de opinión del mal para los distintos concretes de población pediátrica.

Más de un 70% de los pacientes pediátricos tienen la posibilidad de tener mal a lo largo de la hospitalización, y su adecuada opinión es dependiente de la disponibilidad de las herramientas correctas, según detallaron fuentes del Área de Salud de Cartagena en un aviso.

Este trabajo en los distintos procesos relacionados con la opinión y manejo del mal en el ámbito pediátrico y neonatal obtuvo el premio al mejor poster en el XIII congreso de Calidad Asistencial SOMUCA 2022 que se ha festejado últimamente a nivel regional.

El trabajo enseña el desarrollo de selección de herramientas de opinión del mal para distintas concretes de población pediátrica: prematuro, neonato, etapa preverbal, niño desde 3 años y tiene presente la presencia o no de métodos quirúrgicos o de deterioro cognitivo.

La decisión de las escalas mucho más correctas, que ha partido del procedimiento Delphi para determinar los objetivos, elegir los competidores y la elaboración de los cuestionarios, ha que viene dentro las peculiaridades psicométricas de las herramientas, las opciones del profesional y las opciones y continuidad en los registros de la historia clínica digital.

Para neonatos y prematuros se ha consensuado la utilización de la escala de mal neonatal, agitación y sedación (N-PASS) que es un procedimiento de evaluación para bebés.

Para pequeños en etapa preverbal la escala FLACC y para el niño con deterioro cognitivo escala r-FLACC donde el experto valora el mal que está tolerando el tolerante en una escala que va de cero al diez, considerándose el cero un estado de felicidad en el que el mal está totalmente ausente y el diez un estado molesto en el que tolerante padece el peor mal imaginable.

Se llama FLACC pues el experto debe fijarse en los próximos elementos: 'face' (F), expresión facial; 'legs' (L), piernas; 'activity' (A), actividad; 'cry' (C), llanto; 'consolability' (C), consolabilidad. El experto valora todas estas categorías

En la Etapa verbal se ha consensuado la utilización de las escalas Wong Baker y EVA. Estas herramientas detallan una secuencia de caras que van desde una cara feliz en 0 , o 'sin mal', hasta una cara de llanto en diez, que representa "duele como el peor mal imaginable". Según las caras y las especificaciones escritas, el tolerante escoge la cara que mejor detalla su nivel de mal.

Esta actuación pertence a las tácticas que pertenecen a implantación de la guía opinión y manejo del mal donde los expertos del Hospital General Universitario Santa Lucia de Cartagena, acreditado como Centro Comprometido con la Excelencia en Cuidados, están construyendo.

Los expertos implicados en la optimización de los cuidados al tolerante con mal, además de esto, enfocan sus ocupaciones a la capacitación, difusión, investigación y el rediseño de procesos, métodos y formularios.

Más información

La Enfermería del Hospital Santa Lucía valida herramientas para medir el mal de los pacientes pediátricos