• jueves 08 de diciembre del 2022
728 x 90

La Fiscalía solicita 15 años y medio de prisión para el acusado de asaltar un bar y atacar a su dueño en Ulea (Murci

img

MURCIA, 25 Sep.

La Fiscalía solicita 15 años y seis meses de prisión para el acusado de asaltar un bar situado en Ulea en 2013 al lado de otras tres personas, de las que no se sabe su paradero, y atacar al dueño del mismo.

En preciso, al sospechoso, que va a ser juzgado este miércoles, a las 9.15 horas, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia, se le imputan los delitos de hurto con crueldad con empleo de armas u otros instrumentos peligrosos; lesiones con instrumento arriesgado y detención ilegal.

Según el escrito de calificación fiscal, al que tuvo ingreso Europa Press, los hechos tuvieron rincón a las 4.00 horas del 23 de mayo de 2013, en el momento en que el acusado, que tenía entonces 33 años, y otras tres personas entraron a un local del paraje de Cuesta Blanca, en Ulea, portando elementos como hachas y uno una escopeta de un cañón, con la intención de hurtar.

Para no ser determinados, los 4 escondieron su cara con un pasamontañas, con lo que se le imputa, además de esto, la agravante de disfraz.

Una vez en el local, y según recopila el escrito del Ministerio Público, el acusado y sus acompañantes retuvieron a tres mujeres y al dueño del lugar, que estaba en una oficina aneja a la barra.

A continuación, los 4 asaltantes se hicieron con elementos de valor como ordenadores portátiles, teléfonos móviles inteligentes, un libro electrónico, una cadena de oro, una caja de cambio con unos 300 euros en monedas, una caja registradora con otros 300 euros dentro suyo, una máquina de tabaco y la recaudación de 2 máquinas tragaperras --660 euros--. Para transportar todos y cada uno de los recursos sustraídos usaron el turismo de gama alta del dueño.

Ante las manifestaciones de este, el asaltante que portaba la escopeta de un solo cañón le dió un golpe con esta en el ojo, todo "movido por un ánimo de menoscabar la integridad física" de la víctima, que, como consecuencia de este ataque, padeció lesiones firmes en una herida en la mejilla derecha que tardó en sanar diez días.

Después, y a fin de que el dueño no intervenga, lo tiraron al suelo, inmovilizándolo, y lo anudaron de pies y manos, advirtiéndole de que se quedara en esa situación "si no deseaba ser de nuevo atacado". Media hora después, las mujeres se cercioraron de que los ladrones habían descuidado el lugar.

Con posterioridad a los hechos ha podido ser recuperado el turismo del dueño, que presentaba daños valorados en 2.500 euros. Por su parte, los efectos sustraídos fueron valorados pericialmente en 2.000 euros, a eso que hay que sumar el coste de la máquina de tabaco, las cajetas y 1.260 euros en efectivo.

Además de la pena de prohibición de comunicación y aproximación a menos de 500 metros del dueño del bar a lo largo de como poco ocho años, el Ministerio Fiscal pide que el acusado pague al dueño del local 18.147 euros por las lesiones y consecuencias ocasionadas, aparte de los recursos sustraídos.

Más información

La Fiscalía solicita 15 años y medio de prisión para el acusado de asaltar un bar y atacar a su dueño en Ulea (Murci