Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

La tradición triunfa sobre la modernidad en la Semana Santa de Murcia

La tradición triunfa sobre la modernidad en la Semana Santa de Murcia

En Murcia, durante la Semana Santa, los nazarenos se preparan para salir en procesión llenando sus bolsillos de caramelos y monas para compartir con sus seres queridos y con aquellos que se cruzan en su camino. Los pasteleros artesanos de la ciudad trabajan arduamente para satisfacer la demanda de los nazarenos y de los habitantes de Murcia que llenan las calles en estos días festivos.

El portavoz de la Asociación Regional de Empresarios Pasteleros Artesanos de Murcia (AREPA), Juan Carlos Hernández, mencionó que se preparan productos como la mona pequeñita, la mona con huevo, el bollito de nazareno, torrijas, cordiales, paparajotes, entre otros, para celebrar las Fiestas de Primavera.

A pesar de que Hernández señaló que la Semana Santa es una fiesta de consumo tradicional, destacó que el consumo de caramelos está disminuyendo debido a la gran variedad de productos disponibles en la actualidad. El caramelo en barra, típico en las procesiones de Murcia, ahora se utiliza más como un gesto simbólico que como un dulce para consumir.

En época de Cuaresma, también aumenta la venta de empanadas y empanadillas, especialmente las que no contienen carne. Los murcianos y los visitantes aprovechan para visitar las pastelerías, que suelen permanecer abiertas hasta más tarde, y disfrutar de los productos artesanos mientras acompañan las procesiones.

Además, la mona de Pascua, conocida como huevo de chocolate que los padrinos regalan a sus ahijados, está ganando cada vez más popularidad según Hernández. La tradición se ve reflejada en las confiterías, donde clientes de generaciones pasadas siguen realizando pedidos en establecimientos como el Horno de la Fuensanta, ubicado en el centro de Murcia, que ha sido frecuentado por familias durante cinco generaciones.