Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Las procesiones del Jueves Santo en Murcia llenan las calles de solemnidad.

Las procesiones del Jueves Santo en Murcia llenan las calles de solemnidad.

En Murcia, el silencio reinará este Jueves Santo en las calles con la procesión de los nazarenos de las hermandades de la Soledad del Calvario y del Cristo del Refugio.

Estos desfiles se destacan por su falta de ruido, con la excepción de los tambores y los cánticos de auroros, corales y orfeones.

La Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo encabeza el primer desfile del Jueves Santo con la Procesión de la Soledad del Calvario, fundada en 1980.

En esta procesión, los nazarenos cambian el tradicional color rojo de 'Los Coloraos' por el luto, vistiendo túnicas negras ribeteadas en rojo.

Este cortejo pertenece a la Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, la única hermandad que saca dos procesiones a la calle en Murcia.

El recorrido de la procesión comienza en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y recorre diversas calles de la ciudad antes de regresar al templo.

Por otro lado, la Iglesia de San Lorenzo acoge la procesión de la Cofradía del Santísimo Cristo del Refugio, conocida como la 'Procesión del Silencio'.

Esta cofradía, fundada en 1942, fue la primera en introducir este tipo de procesión en Murcia y es conocida por realizarse en completo silencio, solo interrumpido por cánticos en honor al Crucificado.

Los cofrades visten túnicas de raso negro con antifaz morado y llevan un único paso con la imagen del 'Santísimo Cristo del Refugio'.

El itinerario de esta procesión incluye varias calles de la ciudad antes de regresar a la Iglesia parroquial de San Lorenzo.

En ambas procesiones, el respeto y la solemnidad son los principales protagonistas, mostrando la devoción y el fervor de los participantes durante la Semana Santa en Murcia.