Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Líderes del PP critican a García por imponer el uso de mascarillas después de las vacaciones y solicitan diálogo con las comunidades autónomas.

Líderes del PP critican a García por imponer el uso de mascarillas después de las vacaciones y solicitan diálogo con las comunidades autónomas.

Los presidentes autonómicos del Partido Popular en Andalucía, Castilla y León, Aragón y Murcia han expresado su descontento hacia la ministra de Sanidad, Mónica García, debido a la imposición del uso obligatorio de mascarillas en ciertos ámbitos después de las vacaciones, cuando la situación de emergencia ya es una realidad. Han exigido a la ministra que negocie con las comunidades autónomas diferentes criterios antes de tomar una decisión.

Los líderes políticos, Juanma Moreno, Alfonso Fernández Mañueco, Jorge Azcón y Fernando López Miras, han expresado estas críticas desde la sede nacional del Partido Popular en Madrid, en respuesta a la intención del Ministerio de Sanidad de imponer el uso de mascarillas en centros sanitarios y residencias después de que no se llegara a un acuerdo con las comunidades en el Consejo Interterritorial celebrado el pasado lunes.

El primero en reaccionar fue Juanma Moreno, quien pidió a Mónica García que reflexione y negocie con las comunidades autónomas diferentes criterios antes de imponer nuevamente el uso de mascarillas en ciertos ámbitos. Moreno sostuvo que la imposición unilateral no funciona y destacó la importancia de un diálogo riguroso y consensuado en un país descentralizado como España.

Además, el presidente de Andalucía reprochó a García que regresara de vacaciones e impusiera a las comunidades autónomas la obligación de usar mascarillas en centros sanitarios después de la reunión del Consejo Interterritorial. Aunque considera que el uso obligatorio de mascarillas en residencias y centros sanitarios puede ser positivo, Moreno subrayó la necesidad de que esta medida esté respaldada por criterios médicos y criticó la falta de apoyo de otras comunidades autónomas afines a su planteamiento en la Comisión Interterritorial.

En términos similares se expresó Fernando López Miras, quien reprochó a García que estuviera de vacaciones durante la Navidad y que, al regresar el 8 de enero, quisiera imponer nuevamente el uso de mascarillas. Por su parte, Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, consideró que la imposición del uso de mascarillas oculta el verdadero problema de la sanidad en España, que es la falta de profesionales sanitarios. Mañueco acusó a la ministra de preocuparse más por distraer la atención y tapar su propia incapacidad y falta de planificación que por abordar los desafíos que enfrenta la sanidad española.

Jorge Azcón, por su parte, calificó la medida de imposición de mascarillas como un "parche" y demandó una coordinación basada en criterios técnicos por parte del Ministerio de Sanidad.

Finalmente, el líder del Partido Popular en Castilla-La Mancha aprovechó la ocasión para criticar al presidente regional, Emiliano García-Page, reprochándole que durante toda la Navidad haya estado sin agenda y sin saber si se ha reunido con la ministra de Sanidad.