• sábado 01 de octubre del 2022
728 x 90

Los costes bajan un 0,6% en el mes de julio en la Región de Murcia, siendo la red social donde mucho más descienden

img

MURCIA, 12 Ago.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de la Región de Murcia bajó un 0,6 por ciento en el mes de julio respecto al mes previo, siendo la red social donde mucho más desciende, solo tras la localidad autónoma de Melilla (-0,7 por ciento), al paso que en términos internuales aumentó un 11,4 por ciento, según datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

El incremento del IPC con relación al mismo mes del año previo en la Región de Murcia es igual al experimentado en Aragón y Navarra (11,4 por ciento), y está tras los registrados en Castilla- La Mancha (13,2), Castilla y León (12), La Rioja (11,7), Extremadura y Galicia (11,5 por ciento).

Por su parte, el descenso del IPC en el mes de julio con relación a junio en la Región de Murcia es el mucho más prominente por comunidades autónomas, solo tras la localidad autónoma de Melilla. En todas y cada una de las comunidades descendió salvo en Navarra y Canarias, donde aumentó un 0,2 y 0,1 por ciento, respectivamente.

De este modo, tras la Región de Murcia, las comunidades que mucho más descendieron en el mes de julio los costos fue Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia y la localidad autónoma de Ceuta, todos con un -0,4 por ciento; consecutivas de Asturias, Castilla y León y Madrid (-0,3 por ciento); Comunidad Valenciana (-0,2); Islas Baleares, Cantabria, Cataluña, País Vasco y La Rioja (-0,1 por ciento).

La primordial subida por mes en la Comunidad se ajusta a los costos del Vivienda (2,3 por ciento); Ocio y cultura (1,7); Hoteles, cafés y sitios de comidas (0,6); y Menaje (0,4 por ciento)

Por contra, la congelación de costes en Medicina y Enseñanza, tal como los descensos en Vestido y zapato (-9,6 por ciento); Transporte (-2,3); Comunicaciones (-2); Otros (-0,8); Alimentos, bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco (-0,1 por ciento) impidieron una subida mayor de la bolsa de la adquisición.

En el grupo del país, el Índice de Precios de Consumo (IPC) cayó un 0,3 por ciento en el mes de julio con relación al mes previo, si bien disparó su tasa interanual hasta el diez,8 por ciento, su nivel mucho más prominente desde septiembre de 1984 y seis décimas sobre la registrada en el mes de junio.

El organismo asegura de esta forma el apunte que avanzó a fines del mes pasado, si bien ha alto una décima el incremento por mes adelantado.

Con el repunte de julio, la inflación encadena un par de meses sucesivos sobre el diez por ciento, una vez que en el primer mes del verano se situara en el diez,2 por ciento.

Según el INE, la escalada del IPC interanual hasta el diez,8% en el mes de julio hay que, eminentemente, a las subidas de los costos de las casas, el vestido y zapato, y a los alimentos y bebidas no alcohólicas.

La vivienda aumentó su variación de forma anual 4 puntos, hasta el 23 por ciento, a raíz del encarecimiento de los costos de la electricidad y, en menor medida, del gas. En comparación con los datos de junio, la vivienda se ha aumentado un 2,6 por ciento.

El vestido y el zapato se acrecentaron mucho más de 2 puntos y medio en relación a junio, y la variación de forma anual consigue el 5 por ciento.

Por su parte, los alimentos y bebidas no alcohólicas alcanzaron el nivel mucho más prominente desde el principio de la serie histórica, en el mes de enero de 1994, con una tasa que se disparó al 13,5 por ciento, seis décimas mayor a la del mes pasado.

El INE enseña que este encarecimiento de los alimentos y las bebidas no alcohólicas hay que al accionar de los costos de la carne y la leche, quesos y huevos, del pan y cereales, y de las legumbres y hortalizas.

Los transportes registraron una caída de tres puntos en relación a junio, merced al descenso del precio los carburantes y lubrificantes, y la tasa de forma anual quedó en el mes de julio el 16,2 por ciento, por el descenso del precio los carburantes y lubrificantes.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni artículos energéticos) aumentó en el mes de julio seis décimas, hasta el 6,1 por ciento, su valor mucho más prominente desde enero de 1993.

En el séptimo mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el diez,7 por ciento, siete décimas sobre los datos de junio.

La variación por mes del IPCA mostró un descenso del 0,6 por ciento, según los datos del INE.

En tasa por mes (julio sobre junio), el IPC descendió un 0,3 por ciento, una vez que en el mes previo (junio sobre mayo) registrase un alza del 1,9 por ciento, su mayor repunte en un mes de junio desde 1977.

A lo largo de julio, contribuyeron a este descenso las caídas en los costes de las prendas de vestir (-diez,9 por ciento), el zapato (-8 por ciento), los carburantes y lubrificantes para automóviles personales (-4,7 por ciento), las frutas (-5,7 por ciento) y los servicios de telefonías y fax (-2,1 por ciento).

No obstante, en el mes de julio se asentaron aumentos esenciales en los packs turísticos, con un repunte del 13 por ciento en relación a junio, seguido de la electricidad (6,4 por ciento),o los servicios de hospedaje (2,6 por ciento).

Más información

Los costes bajan un 0,6% en el mes de julio en la Región de Murcia, siendo la red social donde mucho más descienden