• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

Los disfraces tradicionales protagonizan las ventas en un Halloween marcado por la indecisión de la inflación

img


MURCIA, 27 Oct.

Los disfraces tradicionales de Chucky, la novia de Chucky, Freddy Krueger, el Joker, Scream, novia cadáver o vampiro son los mucho más vendidos este otoño de cara a una celebración de Halloween que está marcada por la retracción en el consumo y la indecisión causada por la elevada inflación.

Así lo hizo comprender a Europa Press María José Guerrero, representante de la tienda de Megumi Fiestas ubicada en la calle Santa Joaquina de Vedruna de Murcia, al lado del Colegio Carmelitas.

Guerrero ha señalado que los mayores siempre y en todo momento se aguardan hasta el último instante para obtener sus disfraces, fundamento por el que es bien difícil valorar la evolución de las ventas. Sí que se han vendido los disfraces de los bebés pequeños para la guardería, que tienden a ser disfrazados de calabaza --tanto los pequeños como las pequeñas--.

Por su parte, los disfraces tradicionales son los que protagonizan las ventas en la franja de edad comprendida entre los tres y los diez años, según Guerrero, quien aseguró que se acostumbran a vender bastante los disfraces de Chucky, la novia de Chucky o el Joker.

"Es verdad que las pequeñas desean disfraces de Halloween un tanto mucho más de princesas", según Guerrero, quien pone como un ejemplo los disfraces de brujita princesa o de novia con tutú. "En la situacion de los pequeños, pasa lo opuesto: cuanto mucho más terrorífico mejor", ha señalado.

Al opuesto que en años precedentes, en este 2023 no hay disfraces de tendencia, lo que es dependiente bastante de si sale alguna película o serie coincidiendo con estas datas. "Este año no ha salido ninguna película particular y están reviviendo los tradicionales", ha corroborado.

Sí que se sostienen las ventas de disfraces del personaje de ficción Harley Quinn, que todavía es un "top ventas", pero ha decaído la tendencia del 'Juego del Calamar' que asoló el año pasado coincidiendo con el éxito de la serie.

"Como brotó el tema de que los pequeños no debían ver esa serie, no contamos disfraces para ellos", ha señalado Guerrero, que sin embargo asegura que sí que hay existencias para mayores. Con todo, ha reconocido que no se ha repetido el 'boom'.

Guerrero ha recordado que, aparte de los disfraces, se vende bastante maquillaje y sangre artificial. "En ocasiones te pones cualquier cosa, te echas sangre, te maquillas bien, te pones algún complemento, te caracterizas bien y tienes asimismo un disfraz de zombi, por servirnos de un ejemplo", ha manifestado.

En este sentido, confirmó que el incremento de la inflación etsá realizando estragos y ha detectado que la multitud "no gasta con exactamente la misma alegría".

Más información

Los disfraces tradicionales protagonizan las ventas en un Halloween marcado por la indecisión de la inflación