Los embalses del río Segura sufren una pérdida de 9 hectómetros cúbicos en tan solo una semana.

Los embalses del río Segura sufren una pérdida de 9 hectómetros cúbicos en tan solo una semana.

En un preocupante informe presentado este martes por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), se revela que los pantanos de la cuenca del Segura siguen sufriendo una reducción drástica en sus reservas de agua. Actualmente, cuentan con unas reservas de 261 hectómetros cúbicos, nueve menos que la semana pasada.

Esta cifra es aún más alarmante si se compara con la misma fecha del año anterior, ya que los embalses del Segura disponen de 124 hectómetros cúbicos menos. Además, se encuentran 144 hectómetros cúbicos por debajo de la media que suelen almacenar en esta época del año, que es de 405 hectómetros cúbicos.

Esto significa que los pantanos de la cuenca del Segura se encuentran solamente al 22,9 por ciento de su capacidad total, una situación verdaderamente preocupante.

A nivel nacional, la reserva de agua embalsada también ha disminuido esta semana. A pesar de las últimas lluvias, se han perdido 407 hectómetros cúbicos, lo que representa un 0,7 por ciento. Actualmente, la reserva hídrica del país es de 19.368 hectómetros cúbicos, lo que equivale al 34,6 por ciento de su capacidad total.

En comparación con la media de los últimos diez años, los embalses están un 27,82 por ciento por debajo de lo esperado. Sin embargo, se ha logrado almacenar un 10,05 por ciento más de agua que en las mismas fechas del año pasado. Aunque es una mejora, todavía estamos lejos de la situación ideal. En los últimos 33 años, esta es la cuarta cifra más baja de agua embalsada.

Las lluvias de esta semana han afectado más a la vertiente Atlántica que a la vertiente Mediterránea. La mayor cantidad de agua se ha recogido en Barcelona, con un total de 51,6 litros por metro cuadrado.

Analizando las cuencas hidrográficas, encontramos que algunas están por encima del 50 por ciento de su capacidad total, como Cantábrico Oriental (78,1 por ciento), Cantábrico Occidental (70,4 por ciento), Miño-Sil (56,4 por ciento), Galicia Costa (53,4 por ciento), cuencas internas del País Vasco (66,7 por ciento) y Guadalete-Barbate (51,1 por ciento).

Sin embargo, la mayoría de las cuencas hidrográficas se encuentran por debajo de la mitad de su capacidad. Algunos ejemplos son el Duero (41,3 por ciento), el Tajo (46 por ciento), el Guadiana (23,5 por ciento), el Guadalquivir (17,9 por ciento) y la cuenca Mediterránea Andaluza y el Segura, que están ambos al 22,9 por ciento.

Esta grave situación se agrava aún más al tener en cuenta que, exceptuando el año pasado cuando la reserva hidráulica estaba al 31,39 por ciento, hay que remontarse hasta 1995 para encontrar una cifra más baja en los embalses en esta misma semana. En el año 1995, estaban en estas fechas al 25,52 por ciento, lo que demuestra la gravedad de la situación actual.

Tags

Categoría

Murcia