• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Los futuros pilotos del Ejército del Aire empiezan curso con nuevo avión de entrenamiento

img

La Academia General del Aire tiene ahora totalmente operativos los 24 'Pilatus' de enseñanza comprados por 205 millones de euros

SAN JAVIER (MURCIA), 8 Sep.

Los estudiantes de la Academia General del Ejército del Aire han comenzado este mes de septiembre un nuevo curso con una novedad esencial, el nuevo avión de entrenamiento PC-21 Pilatus, que les dejará conseguir una instrucción considerablemente más completa, digital y llevarlo a cabo aparte de forma mucho más eficaz con un menor consumo energético y emisiones de CO2.

La Academia de San Javier, en Murcia, cuenta ahora para este curso con las 24 aeronaves adquiridas a la compañía suiza Pilatus por el Ministerio de Defensa por un montante total de 205 millones que euros, que tienen dentro asimismo un aparato de simuladores y sistemas de acompañamiento logístico.

Con este sistema integral de instrucción, los PC-21 reemplazarán en la capacitación de los futuros pilotos militares de la Fuerza Aérea a los veteranos C-101 frente a la necesidad de tener un sistema mucho más moderno amoldado a las novedosas tecnologías y las demandas cada vez mayores de los recientes aeroplanos de combate.

El Ejército del Aire enseña que los sistemas de armas mucho más modernos requieren que los pilotos militares lleguen a las entidades con una capacitación mucho más completa y amoldada a las novedosas tecnologías. Y exactamente el 'Pilatus' dejará socorrer ese 'hueco' tecnológico que hasta la actualidad existía entre la Academia y las entidades de combate.

Los C-101 van a ser dados de baja paulativamente a lo largo de los próximos años hasta quedar solo 28 entidades, que van a estar destinadas de forma exclusiva a la Patrulla Águila, la unidad acrobática del Ejército del Aire famosa por 'colorear' el cielo con los tonos de la bandera de españa y que proseguirá utilizando estos aparatos a lo largo de la próxima década.

Además de varias virtudes para los estudiantes y también instructores, el 'Pilatus' dejará achicar los costos de la capacitación hasta en un 50 por ciento por conduzco, según la experiencia conseguida por otros países que usan esta aeronave, como Francia o Suiza.

El ahorro va a ser viable merced a su menor consumo de comburente, lo que asimismo van a suponer menores emisiones de CO2. Pero además de esto, van a hacer falta menos horas reales de vuelo en la capacitación gracias a los avanzados sistemas de simulación en tierra y asimismo tiene menos costos su cuidado, en tanto que tiene un complejo sistema de alarma y prevención de errores o pretensiones.

Este avión va a ser usado por los estudiantes de cuarto curso de la Academia General del Aire: los 2 primeros tutoriales son únicamente teóricos, el tercero por ahora proseguirá empleando la aeronave 'Pillán' y el quinto curso ahora divide a los estudiantes entre las especialidades de caza y combate, carga y transporte, helicópteros o sistemas no tripulados (drones).

La previsión es que el primer alumno empieze el primer vuelo en este sistema que viene dentro de entrenamiento la tercera semana de septiembre finalmente el curso en los meses de junio o julio de 2023. Esta edición hay un total de 54 estudiantes, tres de ellos mujeres.

El comandante Hugo Astudillo, jefe de la Escuela Básica, enseña que la llegada del 'Pilatus' piensa un "cambio extremista" en la enseñanza de las próximas generaciones de pilotos militares que se apreciará más que nada desde los próximos años, según se vaya explotando el "colosal potencial" de la aeronave.

También el capitán Alberto Guzmán, instructor, resalta el progreso que piensa para la aviación de españa. Ambos se han formado a lo largo del último año en el pilotaje de este nuevo avión y resaltan las ocasiones y buenas experiencias que proporciona al conduzco.

Una de sus especificaciones es su enorme utilidad, puesto que puede ser amoldado por los instructores para un manejo en la etapa mucho más inicial de estudio de vuelo hasta la mucho más complicada de la última etapa de la instrucción. También los simuladores en tierra dejan todas y cada una estas adaptaciones, llegando a prestar al alumno la sensación de un vuelo real.

Más información

Los futuros pilotos del Ejército del Aire empiezan curso con nuevo avión de entrenamiento