• jueves 29 de septiembre del 2022
728 x 90

Los locales de apuestas que infrinjan la hora de cierre se encararán a multas de hasta 30.000 euros

img

Nuevo régimen sancionador para establecimientos públicos, espectáculos y actividades de ocio

MURCIA, 22 Sep.

El Consejo de Gobierno dió el visto bueno, a iniciativa de la Consejería de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes, al Decreto-Ley de medidas urgentes en temas de régimen sancionador de establecimientos públicos, espectáculos públicos y actividades de ocio eventuales o poco comúnes en la Región de Murcia.

El nuevo régimen sancionador actualiza y agrupa la normativa en la materia y va a ser de app a los establecimientos, espectáculos y ocupaciones efectuadas sin título habilitante, que infrinjan sus términos, superen sus límites o quebranten la prohibición o suspensión organizada por la autoridad competente.

El decreto-ley aprobado aumenta en especial la intervención y control de los establecimientos públicos aplicados al juego y de los locales de apuestas. Así, se tipifica como infracción grave el incumplimiento de los horarios para la apertura y cierre de los establecimientos de juego y locales concretos de apuestas (con multas de hasta 30.000 euros), considerado por la legislación previo como infracción suave.

Para el resto de establecimientos la apertura o el cierre fuera del horario predeterminado o autorizado sostiene la cuenta como falta suave.

El nuevo marco legal, según el Gobierno regional, "contribuye seguridad jurídica en la app de las sanciones a hábitos que tengan la posibilidad de poner en riesgo la seguridad de los ayudantes a actividades de ocio y espectáculos públicos y que logre disuadir la eventual realización de estas formas de proceder de peligro".

El decreto-ley aprobado se compone de 16 productos, que se estructuran en cinco títulos, y de una predisposición derogatoria y una predisposición final, y habrá de ser convalidado por la Asamblea Regional en un período de 30 días desde su promulgación.

La novedosa regla agrupa en un solo artículo todo el régimen sancionador en esta materia. En consecuencia, se deroga la Ley 9/2016, de 2 de junio, de medidas urgentes en temas de espectáculos públicos y se completa la regulación sosprechada en la Ley 2/2017, de 13 de febrero, de medidas urgentes para la reactivación de la actividad empresarial y del empleo por medio de la liberalización y de la supresión de cargas burocráticas. Esta última regula el régimen de control previo de los espectáculos y los requisitos en general exigibles, pero no había sosprechado el régimen jurídico aplicable a los probables incumplimientos de estas obligaciones.

De este modo, se piensan infracciones muy graves, por ejemplo, la celebración de espectáculos públicos sin título habilitante, infringiendo sus términos, excediendo los límites de exactamente los mismos o quebrantando la prohibición o suspensión organizada por la autoridad pertinente, en el momento en que se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en riesgo grave la seguridad o salud de la gente.

También se consideran infracciones muy graves dedicar los establecimientos, circuitos o instalaciones a ocupaciones diferentes de aquellas para las que estuvieran premeditados, hacer un espectáculo o actividad recreativa diferente de la habilitada, y también incurrir en inexactitud, falsedad u omisión de carácter fundamental de los datos o documentos que tienen que acompañar a la pertinente declaración responsable o petición de autorización administrativa anterior.

En exactamente la misma categoría se ubica la carencia o falta de vigencia del contrato de seguro de compromiso civil y los hábitos que logren generar modificaciones del orden o hacer ocasiones de riesgo para el público asistente, competidores, personas organizadoras y trabajadoras, artistas, terceros damnificados y recursos, tal como su permisividad, sin perjuicio de su compromiso penal.

Se considera además infracción muy grave la comisión de una infracción grave en el momento en que el infractor hubiere sido sancionado por resolución estable en vía administrativa, en el período de un año, por 2 o mucho más infracciones graves de exactamente la misma naturaleza.

Por su parte, van a ser infracciones graves las formas de proceder precedentes siempre y cuando no se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o no se haya puesto en riesgo grave la seguridad o salud de la gente. El incumplimiento de los horarios de apertura y cierre establecidos para los salones de juego y locales concretos de apuestas asimismo comparte exactamente la misma cuenta, al paso que para el resto de establecimientos exactamente la misma infracción sostiene la categoría de suave.

Entre las infracciones leves está también la falta de avisos o avisos cuya exposición al público sea obligatoria en el momento en que no esté sosprechada su sanción en la normativa sectorial, la ofensa de la gente espectadoras, ayudantes o usuarias al personal ejecutante, organizadores y sucesos, personas usadas de estos y resto del público o al reves a lo largo del avance del espectáculo público o actividad recreativa ocasional o excepcional.

Igualmente, se adscribe a esta categoría la carencia de limpieza y también higiene en los establecimientos públicos y también instalaciones en que se festejen las ocupaciones, la utilización de indicadores o rótulos que induzcan a fallo sobre la actividad o espectáculo, no ayudar en el ejercicio de las funcionalidades de inspección y la apertura o el cierre de establecimientos fuera del horario predeterminado o autorizado.

La comisión de una infracción muy grave se sancionará con multa de 30.001 a 300.000 euros, la comisión de una infracción grave, con multa de 1.501 a 30.000 euros, y la comisión de una infracción suave, con multa de 300 a 1.500 euros.

Además, va a poder imponerse la suspensión temporal de las licencias o autorizaciones o privilegios, hasta un año en el caso de infracciones graves y hasta tres años en casos de infracciones muy graves, tal como la clausura de locales o establecimientos, hasta un año en el caso de infracciones graves y hasta tres años en casos de infracciones muy graves.

También se prevé la inhabilitación para efectuar exactamente la misma actividad donde se cometió la infracción, hasta un año en el caso de infracciones graves y hasta tres años en casos de infracciones muy graves e inclusive la revocación de la licencia o autorización en casos graves de reincidencia de la suspensión y clausura.

Más información

Los locales de apuestas que infrinjan la hora de cierre se encararán a multas de hasta 30.000 euros