Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Murcia, en el top cuatro de las regiones más endeudadas en relación a su Producto Interior Bruto, confirma BBVA.

Murcia, en el top cuatro de las regiones más endeudadas en relación a su Producto Interior Bruto, confirma BBVA.

A nivel nacional, la deuda de las comunidades autónomas alcanzó su máximo histórico a finales de 2022, representando un 23,9% del PIB. Este incremento ha sido especialmente notable en la Región de Murcia, donde la deuda asciende al 32% de su PIB, situándose como la cuarta comunidad más endeudada, por detrás de la Comunidad Valenciana (44%), Castilla-La Mancha y Cataluña (33% ambas), según el último informe publicado por BBVA Research.

Esta situación refleja las consecuencias de las crisis que han afectado a las comunidades autónomas en los últimos 15 años, generando un fuerte aumento del endeudamiento. Según el estudio, la deuda de las comunidades autónomas cerró 2022 en más de 316.800 millones de euros, alcanzando niveles históricos.

El informe de BBVA Research muestra que hasta 2007, la deuda autonómica se mantuvo en niveles moderados, con un crecimiento promedio anual del 7,3%. En ese año, la deuda de las autonomías era de 61.960 millones de euros, lo que representaba el 5,8% del PIB.

Sin embargo, la crisis financiera desencadenada en 2008 provocó un aumento significativo de la deuda autonómica. Entre 2008 y 2015, la deuda creció a un ritmo del 20% anual, alcanzando el 25% del PIB, según informó BBVA en un comunicado.

Entre 2015 y 2020, la deuda se estabilizó en torno al 24% del PIB, pero volvió a crecer con la llegada de la pandemia de COVID-19. Al cierre de 2022, la deuda autonómica alcanzó niveles máximos, superando los 316.800 millones de euros, lo que supone el 23,9% del PIB.

En cuanto a la deuda por comunidades autónomas, las más endeudadas en relación a su PIB regional son la Comunidad Valenciana (44%), Castilla-La Mancha, Cataluña y Murcia (33% todas ellas). Por el contrario, Navarra, Canarias, País Vasco y Madrid son las comunidades con menor ratio de endeudamiento, con una deuda por debajo del 14% de su PIB regional.

El informe de BBVA Research también analiza las perspectivas de crecimiento económico para 2023. Según sus previsiones, se espera un avance del 2,4% en la economía española. Baleares (3,6%) y Canarias (3,0%), gracias al turismo extranjero, y Madrid (3,0%), debido al buen desempeño de las exportaciones, liderarán el crecimiento autonómico en este año.

Sin embargo, BBVA Research ha rebajado las perspectivas de crecimiento para 2024, principalmente debido a la desaceleración de la industria turística, el aumento de los tipos de interés y la menor impacto de los fondos europeos en la inversión y el consumo de lo esperado anteriormente.

En cuanto a la distribución de la deuda autonómica, Cataluña (26,6%), la Comunidad Valenciana (17,4%) y Andalucía (11,9%) concentran el 56% del total. En términos de deuda per cápita, las comunidades más endeudadas, como Cataluña y la Comunidad Valenciana, triplican el nivel de deuda de las menos endeudadas.

El informe también señala que los instrumentos utilizados por las comunidades autónomas para financiarse han evolucionado a lo largo de los años. Entre 1995 y 2011, la emisión de valores fue ganando peso en la financiación, representando un 47% del total, frente al 53% de los préstamos.

Sin embargo, el cierre de los mercados financieros en 2012 y la entrada en vigor de mecanismos de liquidez, como el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), han reducido la importancia de la emisión de valores como instrumento de financiación. Actualmente, el FLA representa casi el 59% de la deuda autonómica, mientras que los valores emitidos en el mercado representan solo el 14%.

A partir de 2020, algunas comunidades han recurrido nuevamente a las instituciones financieras para obtener financiación, lo que ha incrementado la proporción de préstamos en el endeudamiento autonómico hasta el 27%.

En cuanto a los costes de financiación, se destaca que los mecanismos de liquidez han reducido el coste de la deuda autonómica. Aquellas comunidades que no han recurrido al FLA presentan un tipo de interés implícito mayor en su deuda. Por otro lado, las comunidades con mayor nivel de deuda y dependencia del FLA tienen un coste de la deuda más reducido.

En resumen, la deuda de las comunidades autónomas en España ha alcanzado máximos históricos a finales de 2022. La Región de Murcia se sitúa como una de las regiones con mayor endeudamiento, representando el 32% de su PIB. Estas cifras reflejan las consecuencias de las crisis de los últimos años y la influencia de la pandemia. El informe también analiza la distribución de la deuda por comunidades, las perspectivas de crecimiento económico y los diferentes instrumentos utilizados para la financiación.