• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Murcia facilita los trámites para garantizar la conservación de inmuebles y la limpieza de solares privados

img

El Pleno del Ayuntamiento de Murcia aprueba la Ordenanza Municipal Reguladora del Deber de Conservación de la Propiedad Inmueble

MURCIA, 30 Jun.

Murcia va a tener de ahora en adelante una ordenanza municipal que le dejará hacer más ágil los trámites para garantizar la adecuada conservación de la propiedad inmueble. De este modo, la Ordenanza Municipal Reguladora del Deber de Conservación de la Propiedad Inmueble fué aprobada este jueves en el Pleno del Ayuntamiento de Murcia.

Esta ordenanza regula el cumplimiento del deber de conservación de los inmuebles: tierra, vallado, plantación, construcción, edificación, instalación, etcétera. Los inmuebles deben sostenerse en condiciones de seguridad, salubridad, ornato o imagen urbana, disponibilidad universal, y se deben hacer en ellos las actuaciones de interés público que correspondan por fundamentos de interés estético, cultural o turístico y medioambiental, en el marco legal que establecen las disposiciones y estatutos actuales.

Así, el incumplimiento de las obligaciones establecidas en la presente ordenanza facultará de manera directa al Ayuntamiento para accionar a través de ejecución subsidiaria, con la influencia de los costos que corresponden, que van a ser independientes de la sanción a imponer en su caso.

Se piensan infracciones administrativas, con relación a las materias a que tiene relación esta ordenanza, los actos u omisiones que contravengan lo predeterminado en las reglas que tienen dentro su contenido.

En preciso, se considera infracción el incumplimiento del deber de sostener los solares, inmuebles y terrenos asimilados libres de maleza y otros restos y materiales susceptibles de propagación de incendios; tal como el incumplimiento de una orden de ejecución de las dictadas al amparo de esta ordenanza por incumplimiento del deber de conservación.

Las infracciones a esta ordenanza se clasifican en muy graves, graves y leves.

Así, son infracciones muy graves contaminar y arrojar cualquier género de resto en los solares o parcelas, por la parte de los dueños o por terceras personas; el incumplimiento de la orden de ejecución dictada por el órgano competente de los trabajos precisos para sostener los solares, parcelas, edificaciones u proyectos que supongan mucho más de una infracción grave o la conjunción de una grave y alguna suave; y la reincidencia de infracciones graves.

Son infracciones graves el incumplimiento de orden de ejecución dictada por el órgano competente de los trabajos precisos para sostener los terrenos, parcelas, solares y edificaciones en las debidas condiciones de seguridad, salubridad y ornato público; y no cumplir las medidas precautorias de protección contra incendios infringiendo el deber de sostener libre de maleza o de alguno otro material que se haga más fácil la propagación del fuego.

También son infracciones graves el estado de un del sol, parcela o inmueble sin el conveniente estado de limpieza, seguridad, salubridad, ornato público y decoro que tenga dentro cualquier género de restos o pozo sin protección o valla; tal como no hacer más simple la información requerida por la Administración en la situacion del número 8 del art. 7 de esta ordenanza; y la reincidencia de infracción suave.

Son infracciones leves todas y cada una aquellas que no sean graves ni muy graves.

En general, el incumplimiento de los requisitos, obligaciones y prohibiciones establecidos en esta ordenanza y que no estén recogidos como graves o muy graves.

Las infracciones leves van a ser sancionadas con una multa de 150 hasta 750 euros; las graves desde 750 hasta 1.500 euros; y las muy graves desde 1.500 hasta 3.000 euros.

La imposición de sanciones no exonerará de ninguna manera de cualquier compromiso civil, penal o de otra naturaleza que logre generarse con motivo del hecho infractor.

Más información

Murcia facilita los trámites para garantizar la conservación de inmuebles y la limpieza de solares privados