• jueves 29 de septiembre del 2022
728 x 90

Murcia recibe 1,6 millones de fondos de europa para acometer la restauración del meandro Chico del Vivillo

img

Se van a poner en valor mucho más de 81.000 m2 en la región del río próxima a Rincón de Beniscornia, La Raya y Rincón de Seca

MURCIA, 24 Ago.

El concejal de Programas Europeos, Iniciativas Municipales y Vía Pública, Juan Fernando Hernández, y el concejal de Urbanismo y Transición Ecológica, Andrés Guerrero, han anunciado este miércoles el emprendimiento de optimización ambiental y restauración del meandro Chico del Vivillo, que fué subvencionado por fondos NextGenerationEU, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con 1,6 millones de euros.

Merced a este emprendimiento, elaborado por especialistas del Ayuntamiento de Murcia, de la Universidad de Murcia y de la Universidad Politécnica, en colaboración con profesionales de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), se actuará sobre una área total de 81.777 m2, conforme han informado fuentes municipales en un aviso.

Además de regenerar ambientalmente esta región, se habilitará una región naturalizada de ocio y disfrute del río, creando la primera playa fluvial del concejo, y se habilitarán 4 novedosas conexiones desde los caminos al espacio fluvial, utilizando lindantes de parcelas libres. Destaca uno, que explota el trazado de la Acequia Puxmarina por el carril Fernández Caballero hasta el núcleo urbano de Rincón de Seca.

Así, en este viejo codo del río se producirá un ensanchamiento del cauce de hoy que deje hacer las condiciones correctas para la aparición de un pequeño soto de ribera. A la vez, este ensanchamiento dejaría el ingreso de los ciudadanos al nivel de las aguas.

Del mismo modo se rebajará entre las manchas recientes a fin de que entre las terrazas de inundación del río vuelva a accionar como tal y reconectarla al cauce. Con ello, el espacio ocupado por la mancha va a pasar a ser un despacio talud sobre el que se proseguirá el bosque de galería desde el desenlace del Parque de Orilla de la Raya. Así el parque se extenderá mediante este ambiente, integrando el espacio agrícola con el fluvial y sirviendo como itinerario de paso naturalizado y en contacto con el río.

El concejal Andrés Guerrero explicó que "deseamos editar este ambiente en un enclave singular en la longitud del río que destaque por su riqueza ambiental y por aceptar un contacto mucho más directo de los ciudadanos con un ambiente fluvial naturalizado".

Por su parte, el edil Juan Fernando Hernández indicó que "de nuevo Europa revela que cree en el emprendimiento de ayuntamiento de este Equipo de Gobierno apostando por hacer ámbitos mucho más afables, recobrando espacios que se transformen en zonas de esparcimiento y convivencia".

El coste total del emprendimiento es de 1.758.062 euros, de los que 1.670.158 euros están financiados por fondos NextGenerationEU, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, por medio de la Fundación Biodiversidad.

En esta época, la región muestra un lote descuidado, residual y también improductivo, con lo que la primera intervención es el vaciado de los volúmenes de tierra añadidos en una intervención efectuada en los años 90.

Con ello se está recuperando la manera original del río para tener un lecho fluvial mucho más extenso y diverso, admitiendo al río desarrollar las activas fluviales naturales (creación de islas, veloces y pozas que elevan la calidad del agua y su desempeño ecosistémico).

La segunda acción radica en liquidar una parte de la mancha en el tramo en contacto con la terraza de inundación al sur del viejo codo del río recobrando la conexión con la terraza fluvial y facilitando su desagüe después de las crecidas de agua.

La restauración del viejo codo deja recobrar una playa fluvial y prestar un pequeño itinerario por el interior del bosque de ribera. Además, sobre las viejas manchas se muestran pequeños espacios de reposo al lado del sendero perimetral, dando permiso un empleo del río no invasivo.

Esta actuación dejará la creación de un bosque de ribera que va a suponer un considerable incremento de la biodiversidad, ofreciendo un espacio de alta definición ambiental que asimismo ayuda de atrayente.

Así, se revegetarán los suelos públicos alrededores al río para su empleo como espacios de ocio y los taludes que acotan la terraza fluvial. El propósito va a ser acrecentar la resistencia de estos taludes en el caso de crecidas de agua.

La predisposición de los caminos persigue 2 objetivos primordiales: una aceptable disponibilidad al ámbito desde su ambiente y una interacción con el ecosistema fluvial generado que deje su disfrute.

De esta manera, se habilitarán 2 enormes caminos perimetrales, afines a los que hoy día hay sobre las manchas, desde los que brotan trayectos secundarios de menor tamaño que se introducen en las riberas vegetadas, provocando paseos entre por bosque de ribera y dando permiso el ingreso a la lámina de agua de la corriente primordial de manera puntual y dominada.

La conexión mucho más directa con el agua se efectúa a través de una playa fluvial en la orilla derecha del río y pequeñas construcciones de madera ubicadas de manera desperdigada, eludiendo concentrar la actividad en puntos específicos.

El propósito es recrear el bosque de ribera propio de esta región con la plantación de árboles como álamos blancos, almeces, sauces, olmos, o higueras, entre otros muchos, y arbustos como lentiscos, acebuches, adelfas y tarays, entre otros muchos. En cuanto a plantas trepadoras, se plantarán madreselvas y como tapizantes, vincas, grama y fenal, aparte de cañitas judías.

Para hallar los objetivos de la reconstrucción de esta región se adoptarán distintas criterios. Así, los restos vegetales que ya están y que se deban remover para la realización de la excavación van a deber preservarse, ya que van a poder ser útil como material para las resoluciones de bioingeniería.

Esos materiales que apareciesen a lo largo de la excavación y tengan la posibilidad de ser útil para los distintos elementos edificantes, como piedras, gravas y escolleras, van a deber ser preservados y aprovechados para la construcción del nuevo cauce.

Los taludes o muros de contención que tengan la posibilidad de ser precisos a consecuencia del diseño van a deber ser completados con técnicas blandas de bioingeniería (entramados krainer o adoquinados en seco, entre otros muchos), siempre y cuando resulte posible. Se evitará la utilización de materiales como el hormigón y el acero salvo en las ocasiones que se requiera una mayor rigidez.

El meandro del Vivillo está ubicado en la margen derecha del río, delimitado por la avenida de Rincón de Seca, y al este, por el carril de Ontines. Se trata de una terraza fluvial con perfección acotada por los desequilibres presentes del lote y el río. El espacio agrícola está gobernado por monocultivos de cítricos, policultivo de frutales, con o sin hortalizas, y cítricos adehesados, en estado de semiabandono.

Más información

Murcia recibe 1,6 millones de fondos de europa para acometer la restauración del meandro Chico del Vivillo