PP defiende incluir acciones para proteger a los sanitarios en la futura Ley de Salud ante actos violentos.

PP defiende incluir acciones para proteger a los sanitarios en la futura Ley de Salud ante actos violentos.

El Partido Popular de la Región de Murcia ha propuesto que la futura Ley de Salud incluya medidas para proteger a los profesionales sanitarios de cualquier tipo de agresión. Antonio Martínez Pastor, impulsor de la iniciativa, ha destacado que la violencia en el entorno laboral no solo afecta a la integridad física y psicológica del personal sanitario, sino que también deteriora la calidad de la atención médica.

Martínez Pastor ha alertado sobre el incremento de las agresiones sufridas por los profesionales de salud en los últimos años, especialmente después de la pandemia. Según un informe de 2022 del Ministerio de Sanidad, las agresiones a profesionales de centros sanitarios han aumentado, siendo un 77% dirigidas a mujeres. Además, los profesionales de atención primaria son los más expuestos, con una tasa de notificación de agresiones 3,85 veces superior a la atención hospitalaria.

El diputado del PP también ha resaltado que los médicos, seguidos de los administrativos y enfermería, son los profesionales más expuestos a la violencia en el entorno laboral. En cuanto al tipo de agresiones, el 85% son de tipo 'no físico' y suelen ocurrir en las consultas médicas.

Estas situaciones de violencia han llevado a renuncias en el trabajo, cambios de domicilio, cambios de función o actividad profesional, aumento del síndrome del trabajador quemado, entre otros. Además, contribuyen a la degradación de la calidad del sistema sanitario público y agravan el problema de la escasez de profesionales médicos y enfermeros.

Según Martínez Pastor, el código penal no protege adecuadamente a los profesionales sanitarios en casos de agresiones no físicas, como las verbales, coacciones, intimidaciones, insultos y amenazas. Esto ha permitido que el número de agresiones denunciadas por los sanitarios haya aumentado de manera exponencial, especialmente después de la pandemia.

Por tanto, proponen que la Ley de Salud de la Región de Murcia contemple sanciones administrativas para las conductas violentas, incluso aquellas que no resulten en daño físico, así como aquellas que ocasionen un daño patrimonial. El objetivo es proteger a los profesionales sanitarios y asegurar un entorno laboral seguro para ellos.

En resumen, el Partido Popular de la Región de Murcia ha propuesto incluir medidas para proteger a los profesionales sanitarios de agresiones de cualquier tipo en la futura Ley de Salud de la región. Se ha destacado el aumento de las agresiones, especialmente hacia mujeres y en el ámbito de atención primaria. También se ha señalado la necesidad de sanciones administrativas para combatir la impunidad de las agresiones no físicas. El objetivo final es preservar la calidad del sistema sanitario y abordar la escasez de profesionales en el sector de la salud.

Tags

PP

Categoría

Murcia