• jueves 01 de diciembre del 2022
728 x 90

Satse: "El 60% de los enfermeros piensa que su centro de trabajo no posee medios para eludir capítulos de crueldad"

img

Mucho más del 80% de las enfermeras y enfermeros de la Región sufrió alguna agresión, así sea física o verbal, durante su historia laboral

MURCIA, 23 Oct.

El Sindicato de Enfermería SATSE Murcia ofrece al Servicio Murciano de Salud (mensaje de texto) una secuencia de medidas, "firmes y eficaces", frente al incremento de las agresiones a expertos sanitarios, poco a poco más usuales, "formando un inconveniente que perjudica a nuestro sistema sanitario".

SATSE pide que se realice un catálogo de centros con particular siniestralidad, para lograr poner medidas dirigidas a la prevención de agresiones según el peligro. También la implicación por la parte de la Administración de cartelería, folletos y señalización de zonas y horarios, tal como medidas divulgativas sobre la tarea de profesiones y campañas dirigidas a la restauración popular del respeto a los expertos sanitarios.

"Deseamos cargos laborales seguros para los trabajadores y eso es compromiso de las Gestiones", advierte el Sindicato.

El Sindicato protege la tolerancia cero frente a la crueldad a los expertos de la salud. "No debe quedar ninguna agresión sin ser denunciada, ya que el Código Penal nos reconoce como autoridad profesional y cualquier agresión en nuestro puesto se contempla como un atentado a la autoridad".

SATSE solicita mayor seguridad; también, que la justicia actúe "de manera rápida y contundente penalizando de manera ejemplar esta clase de agresiones", y que resguarde al personal agredido de sus atacantes. "No es de recibo que los expertos arremetidos deban irse de su hospital, aguzando mucho más las secuelas de una agresión", critica el Sindicato de Enfermería.

SATSE ten en cuenta que, según una macroencuesta efectuada este año por el Sindicato de Enfermería, el 83,47 por ciento de las enfermeras y enfermeros de la Región consultados sufrió alguna agresión, así sea física (empujones, retenciones involuntarias, puñetazos) o verbal (amenazas, humillaciones, insultos) durante su historia laboral por la parte de pacientes y/o familiares.

Seis de cada diez enfermeras que han resultado arremetidos a lo largo de su tarea asistencial y de cuidados no recibieron ningún género de acompañamiento por la parte de la administración pública o compañía privada sanitaria para la que desarrollan su trabajo y una mayoría, el 96,72 por ciento, no ha contado con asistencia sicológica enfocada.

La encuesta fue efectuada el mes pasado de mayo por el Sindicato a un total de 7.359 enfermeras y enfermeros de todas y cada una de las comunidades autónomas, aparte de Ceuta y Melilla, para llevar a cabo una "radiografía" actualizada sobre el serio problema de la crueldad en el ámbito sanitario que se padece en el grupo del Estado, y que SATSE recuerda con ocasión de la última agresión a un sanitario en el concejo de Fortuna.

Asimismo, el 74% asegura no tener la información y capacitación que se requiere para enfrentar una agresión en su desempeño laboral y el 57 por ciento cree que su centro de trabajo no tiene los medios y medidas primordiales para eludir los capítulos de crueldad hacia los expertos.

La encuesta concluye que cerca del 60% de los expertos arremetidos no demanda lo sucedido, y lo arguye poniendo de manifiesto que lo ha justificado por las condiciones del tolerante o el nerviosismo que les generó su situación.

"Cualquier agresión a un profesional sanitario debería acarrear una contestación conjunta, ordenada y eficiente de todas y cada una de las gestiones públicas y compañías sanitarias privadas, pero la grave situación es que no se tomen las medidas para terminar con una grave lacra en incremento y que perjudica en especial al personal sanitario, por su proximidad y contacto con los pacientes y sus familiares", concluye SATSE.

Más información

Satse: "El 60% de los enfermeros piensa que su centro de trabajo no posee medios para eludir capítulos de crueldad"

Noticias de hoy más vistas