• jueves 08 de diciembre del 2022
728 x 90

Solicitan al Gobierno de España que considere la selvicultura como actividad compensatoria de emisiones de CO2

img

MURCIA, diez Ago.

El Ejecutivo regional y el campo forestal pidieron este miércoles al Gobierno de España que considera los trabajos de selvicultura en las masas forestales arboladas como ocupaciones que contabilizan para el cálculo de las absorciones de CO2, en el contexto de la compensación y el registro de la huella de carbono.

Así se puso de manifiesto a lo largo de la día 'Administración forestal en la Región de Murcia: haciendo un trabajo por un campo activo', que sucedió en la Casa Forestal de las Piñas y base UDIF de Caravaca de la Cruz y donde participaron representantes de la Comunidad, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, los Colegios Oficiales de Ingenieros de Montes y Forestales, la Asociación de Empresas Forestales y la Asociación de Propietarios Forestales.

La solicitud se enmarca en un manifiesto firmado por todos y cada uno de los competidores, en el que repiten la necesidad de que todas y cada una de las gestiones públicas impulsen la administración forestal y, en concreto, la selvicultura del carbono, así sea en terrenos públicos o privados, como herramienta para dotar a los territorios mucho más desfavorecidos de una mayor aptitud como sumideros de carbono, al paso que mejoran la percepción y distribución de la rentas en estas zonas.

La Comunidad Autónoma fué colega beneficiario coordinador del emprendimiento LIFE FOREST CO2: 'Cuantificación de sumideros de carbono forestal y promuevo de los sistemas de compensación como herramientas de mitigación del cambio climático', que se inició en 2016 con el propósito de promover la administración forestal sostenible como una herramienta para la mitigación del cambio climático, y se ha creado en España y Francia, haciendo un trabajo en las masas de pinos.

Tras cinco años y medio de trabajos se consiguió cuantificar y modelizar la captación de carbono que permiten las actuaciones selvícolas y también implicar al campo forestal (dueños y compañías) en la idea.

El emprendimiento permitió corroborar la aptitud de los montes como sumideros de carbono, puesto que los datos experimentales y metodológicos comentan de qué manera los trabajos de selvicultura y administración forestal desarrollan créditos de carbono con cantidades medias de 137 créditos por hectárea, variable que es dependiente de la precipitación y calidad de estación de la región elegida; en la medida en que los proyectos de reforestación, que hoy día contabilizan en única para la generación de créditos, desarrollan una media de 110 créditos por hectárea, variable que es dependiente de la clase y consistencia de reforestación.

Los trabajos de administración forestal tienen una suma importancia para la compensación de créditos de carbono, puesto que la oportunidad de su app al territorio es considerablemente mayor que las opciones de reforestación. Un ejemplo es la administración en los montes públicos, al paso que el potencial de reforestación de terrenos en montes públicos cambia entre un 1 y 2 por ciento de la área forestal, el potencial de selvicultura es del 60 por ciento de la área forestal.

A todo ello hay que añadir que los trabajos selvícolas desarrollan provecho sobre las masas forestales como la reducción del peligro de incendio, fijan la población, crean riqueza en territorios despoblados, extraen artículos naturales renovables, desarrollan economías y empleo en cerca del 50 por ciento del territorio regional, aparte de dar servicios ecosistémicos para atenuar el cambio climático, preservar la biodiversidad, retener los suelos o purificar el aire y el agua.

Más información

Solicitan al Gobierno de España que considere la selvicultura como actividad compensatoria de emisiones de CO2