Impresionante redada policial: 21 arrestos por tráfico de drogas en 8 localizaciones distintas de la Región.

Impresionante redada policial: 21 arrestos por tráfico de drogas en 8 localizaciones distintas de la Región.

En la Región de Murcia, la Policía Nacional ha llevado a cabo diferentes operaciones durante el mes de noviembre, logrando detener a un total de 21 personas en ocho puntos negros de venta de drogas. Estas intervenciones se llevaron a cabo en distintas localidades de la región y se decomisaron numerosas plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento, sumando un total de 1.700.

La lucha contra el tráfico de drogas es una prioridad para la Policía Nacional en la Región de Murcia, enfocándose tanto en las operaciones a pequeña como mediana escala. Las plantaciones de marihuana tipo 'indoor' se han convertido en uno de los principales objetivos de las autoridades.

En el transcurso del mes de noviembre se llevaron a cabo varias investigaciones en diferentes puntos de la Región, lo que condujo a la ubicación y desmantelamiento de varios inmuebles dedicados al cultivo de marihuana tipo 'indoor'. Algunos de estos lugares también eran considerados puntos negros de venta de drogas.

En total, se realizaron ocho registros en inmuebles destinados a estas actividades ilegales, ubicados en Murcia (4), Alcantarilla (2), Cartagena (1) y Los Alcázares (1). Durante esos registros, se detuvo a los responsables de estas plantaciones y se incautaron grandes cantidades de marihuana y otras sustancias estupefacientes.

La intervención policial logró decomisar 21 kilogramos de marihuana en forma de cogollos, así como pequeñas cantidades de hachís, cocaína y dinero en efectivo. Además, se descubrieron conexiones eléctricas ilegales, lo que llevó a una imputación adicional por defraudación de fluido eléctrico.

La Policía Nacional ha advertido que estos inmuebles destinados al cultivo de marihuana suelen causar molestias a los vecinos, debido a los fuertes olores y al ruido generado por la maquinaria. También ha señalado que la presencia constante de consumidores en estos lugares aumenta la sensación de inseguridad entre los habitantes de la zona.

Con la debida autorización judicial, los agentes realizaron registros en los inmuebles, incautando todo el material necesario para el desarrollo de las plantaciones, como focos, aires acondicionados, transformadores, ventiladores y sistemas de riego, entre otros elementos.

Además, en colaboración con la empresa suministradora de energía, procedieron a desconectar las conexiones eléctricas ilegales que representaban un riesgo de incendio debido a su falta de seguridad.

Los detenidos, acusados de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, fueron puestos a disposición del Juzgado en funciones de Guardia de las respectivas demarcaciones, tomando las medidas cautelares correspondientes.

Tags

Categoría

Murcia