Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

La sequía en Las Vegas del Segura termina.

La sequía en Las Vegas del Segura termina.

En una importante noticia para la región, las vegas Alta, Media y Baja del Segura han logrado superar la sequía gracias a la aportación de agua del trasvase del Tajo. Sin embargo, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha decidido mantener las restricciones para el regadío tradicional en la cuenca.

Esta información fue comunicada por el presidente de la CHS, Mario Urrea, luego de una reunión de la Comisión Permanente de la Sequía en la sede del organismo. Urrea informó que, aunque las reservas de agua han aumentado desde la última reunión, también se ha observado una disminución significativa en los embalses.

Urrea expresó su preocupación por el hecho de que se estén utilizando las reservas a un ritmo mayor al previsto debido al exceso de riego por encima de las restricciones impuestas en noviembre pasado. Esta situación podría complicar el escenario al final del año hidrológico.

En la reunión se acordó mantener las restricciones en el sistema UTE 1 principal y se declaró la situación de sequía extraordinaria en las unidades territoriales 3 y 4. A pesar de que su consumo de agua no es alto, se aplicarán restricciones del 15% en estas unidades, mientras que la UTE principal tiene una restricción del 25%.

Para abordar la situación, Urrea propuso convocar la Comisión de Desembalse para evaluar la posibilidad de aumentar las restricciones si fuera necesario. Aunque se ha observado cierta mejoría en la cuenca y el trasvase, es necesario un esfuerzo real de contención en los consumos de agua, especialmente en el regadío, para evitar un escenario comprometido al final del año hidrológico.

Para garantizar el cumplimiento de las restricciones, se ha ordenado a la Comisaría de Aguas que establezca un protocolo de actuación para limitar las derivaciones de agua en los campos y tomas, con sanciones para los regantes que excedan los límites mensuales. Además, se llevará a cabo una consulta para evaluar la viabilidad de seguir utilizando los pozos dada la situación actual de la cuenca, incluso si la declaración de sequía extraordinaria se levanta.