Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Descubren una gran plantación de marihuana en un edificio ocupado en Fuente Álamo (Murcia)

Descubren una gran plantación de marihuana en un edificio ocupado en Fuente Álamo (Murcia)

En Fuente Álamo (Murcia), la Guardia Civil ha dado un golpe al tráfico de drogas desmantelando seis invernaderos tipo 'indoor' con 1.654 plantas de cannabis en un edificio ocupado. Hasta el momento, han sido detenidas once personas por estos hechos, según fuentes de la Benemérita.

Las autoridades comenzaron las actuaciones en marzo, tras recibir una alerta de alteración del orden público en las cercanías de un edificio en el que la mitad de las viviendas estaban ocupadas ilegalmente.

La situación se agravó cuando la empresa propietaria del edificio intentó recuperar las viviendas ocupadas, lo que desencadenó un altercado con alrededor de 50 personas que se oponían a los vigilantes de seguridad. La intervención de la Guardia Civil fue necesaria para restaurar el orden.

En el transcurso de la acción, los agentes descubrieron pruebas de cultivos ilícitos de marihuana en las viviendas ocupadas y áreas comunes, así como conexiones eléctricas clandestinas que representaban un peligro.".

El Equipo de Investigación de la 5ª Compañía de Cartagena inició una investigación exhaustiva que llevó al descubrimiento de seis viviendas destinadas al cultivo masivo de marihuana, con una conexión ilegal a la red eléctrica.

Con autorización judicial, la Guardia Civil procedió al registro de las viviendas, donde encontraron los invernaderos con las 1.654 plantas de cannabis en fase de floración, además de equipos de cultivo, iluminación, calefacción y ventilación. Todo fue incautado.

Hasta el momento, se ha identificado a un grupo delictivo dedicado al tráfico de drogas y se han realizado once detenciones por delitos como pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Los investigadores confirmaron que las conexiones eléctricas ilegales representaban un grave peligro para cualquier persona o animal que transitara por el edificio, ya que podrían sufrir una descarga eléctrica de alto voltaje.

La Guardia Civil sigue con la investigación abierta, por lo que no se descartan más acciones y detenciones en relación con este caso de tráfico de drogas.