Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Joven detenido por simular agresión y autolesionarse

Joven detenido por simular agresión y autolesionarse

La Guardia Civil ha detenido a un joven, de 22 años y vecino de Cartagena, por simular presuntamente ser víctima de una agresión en Cabo de Palos. Después de mantener una riña, se autolesionó con una botella en el brazo y denunció a otro joven por la agresión.

La investigación se inició cuando un vecino de Cartagena denunció ante la Guardia Civil haber sido agredido por otro joven en el curso de una riña, ocurrida de madrugada, en una zona de ocio del municipio cartagenero de La Manga. En el parte de lesiones se reflejaba una intervención quirúrgica a consecuencia de un corte en el antebrazo.

Investigadores de la Benemérita recabaron toda la información e iniciaron las pesquisas para identificar, localizar y detener al sospechoso, del que se sabía que era vecino de La Manga.

Los guardias civiles tomaron declaración al resto de jóvenes implicados en la riña y recabaron imágenes de las cámaras de seguridad de la zona. En los vídeos se observaba cómo el supuesto agresor no hacía otra cosa que repeler las acometidas de un grupo de jóvenes mientras le lanzaban sillas, botellas y otros objetos que tenían a su alcance.

Esta información, unida a las diferentes contradicciones de los testigos presenciales, hicieron sospechar a los investigadores que el joven denunciado no había agredido al denunciante.

La clave de la investigación resultó ser la declaración del gerente de un establecimiento de ocio, que presenció la riña, en la que afirmó que fue el propio denunciante quien rompió una botella y se autolesionó gravemente en el brazo.

La investigación ha finalizado con la detención de un joven, de 22 años y vecino de Cartagena, como presunto autor de delito de simulación de delito.

El artículo 456 del vigente Código Penal refiere que, los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaran a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a 24 meses, si se imputara un delito grave, con la pena de multa de doce a 24 meses, si se imputara un delito menos grave o con la pena de multa de tres a seis meses, si se imputara un delito leve.

El detenido y las diligencias instruidas ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena.