Sospechas crecen en caso de fallecimiento de anciana en geriátrico con la mira puesta en 12 empleados.

Sospechas crecen en caso de fallecimiento de anciana en geriátrico con la mira puesta en 12 empleados.

MURCIA, 30 Oct.

La Guardia Civil investiga a 12 empleados de un geriátrico de la comarca del Altiplano por la muerte de una anciana ocurrida el pasado mes de septiembre. La familia, alertada por varios mensajes anónimos, denunció las "extrañas circunstancias" de su muerte.

La operación 'Antecesor' establecida para esclarecer las circunstancias que rodearon la muerte de la anciana ha culminado con 12 personas investigadas como presuntas autoras de los delitos de homicidio por imprudencia y de encubrimiento.

La investigación se inició cuando los familiares de una anciana denunciaron ante las autoridades judiciales las supuestas irregularidades que concurrieron en su muerte, de las que tuvieron noticia a través de una serie de comunicados anónimos.

El Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 2 de Yecla ordenó que especialistas en Policía Judicial de la Benemérita investigaran el óbito para aclarar si, pese a que se certificó su muerte natural, la anciana falleció fuera de su habitación donde, a priori, debía encontrarse durmiendo.

La Guardia Civil obtuvo la documentación aportada tanto por la gerencia del centro socio-sanitario, como de otros organismos oficiales de inspección hasta averiguar la identidad de los empleados que, en la tarde noche del día en que la mujer falleció, se encontraban trabajando en la residencia.

Los testimonios y el resto de indicios que los investigadores fueron recopilando permitieron detectar ciertas incongruencias que alumbraban a comportamientos irregulares de algunos de estos empleados, hasta el punto de deducir que la muerte no se produjo en la habitación de la anciana, si no que lo fue en el parking del recinto geriátrico, como anunciaban los anónimos.

Según se desprende de la investigación, la cronología de los hechos se inició a media noche cuando la mujer, que debía encontrarse durmiendo en su habitación, desapareció. Al parecer, los empleados la estuvieron buscando hasta bien entrada la madrugada, momento en el que la hallaron ya sin vida en el aparcamiento de la residencia.

Los indicios obtenidos por los investigadores han permitido averiguar que, con la supuesta intención de ocultar a la familia esta circunstancia, trasladaron el cadáver hasta su habitación, lo asearon y avisaron entonces a los servicios médicos de urgencias.

La operación 'Antecesor' ha culminado con la investigación de 12 personas, todas ellas empleadas, como personal sanitario y de dirección, del centro geriátrico. A 10 de ellas se les atribuye la presunta autoría de delito de homicidio por imprudencia y, al resto, de encubrimiento.

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Yecla.

Tags

Categoría

Murcia