Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Comunidad considera "justo" apoyo económico adicional a productores agrícolas de calidad.

Comunidad considera

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca ha reconocido que el desarrollo de productos de calidad implica un mayor coste, no solo en términos económicos, sino también en términos de controles y carga de trabajo en la producción y mano de obra. Por ello, ha considerado justo que los productores agrícolas que cumplan con un estándar de calidad reciban más apoyo económico para producir y promocionar sus productos.

La Consejería respondió a las preguntas de Europa Press sobre la posición adoptada por el Parlamento Europeo con respecto a las nuevas reglas de indicaciones geográficas de la UE para productos agrícolas. La Consejería ha recalcado la necesidad de agilizar los trámites y minimizar la carga burocrática en la certificación de productos de calidad y ha afirmado que es absurdo que el proceso de obtener la distinción de calidad tarde años.

Los eurodiputados consideran que las indicaciones geográficas deben ser mejor protegidas en internet. Los dominios que utilicen una indicación geográfica sin contar con los derechos deberán ser cerrados automáticamente o asignarse a un grupo de productores que la utilice legalmente. Para ello, la Oficina Europea de Propiedad Intelectual establecerá un sistema de alerta que controle el registro de nombres de dominio.

El Parlamento también quiere que las indicaciones geográficas estén mejor protegidas en los productos procesados. Por ejemplo, los productos procesados que contengan un ingrediente reconocido no podrán etiquetarse con la indicación geográfica a menos que los productores lo permitan.

El registro de las indicaciones geográficas debe ser más rápido, con un plazo máximo de cinco meses, y continuar bajo la competencia de la Comisión. Las autoridades nacionales deberán gestionar la mayoría de las solicitudes de modificación de los registros de indicaciones geográficas existentes sin que la Comisión tenga que volver a comprobarlos.

En opinión de los eurodiputados, la Comisión tiene una experiencia agrícola única y, por lo tanto, debería continuar administrando el sistema de indicaciones geográficas, en lugar de la EUIPO.

Por último, el Parlamento propone que los productores reconocidos tengan más derechos y apoyo financiero. Deberían encargarse de establecer las condiciones mínimas para el uso de las indicaciones geográficas y supervisar su uso. Los productores reconocidos también deberían poder recibir contribuciones financieras obligatorias de todos los productores del bien protegido.

El informe, que será la base de las negociaciones con el Consejo de la UE sobre la forma final del texto legislativo, fue aprobado por una amplia mayoría en el pleno del Parlamento Europeo.