Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Desarticulada banda que falsificaba tarjetas SIM para sustraer fondos a través de apuestas en línea.

Desarticulada banda que falsificaba tarjetas SIM para sustraer fondos a través de apuestas en línea.

La Policía Nacional ha llevado a cabo una importante operación en Alicante y Murcia, donde han detenido a 14 personas pertenecientes a una organización criminal. Estos individuos se dedicaban a duplicar tarjetas SIM de teléfonos móviles con el objetivo de acceder a las cuentas bancarias de sus propietarios y desviar dinero hacia cuentas de juego online pertenecientes a su propia red de delincuentes.

Esta organización operaba en todo el país utilizando diferentes técnicas de estafa en línea, incluyendo el conocido "SIM swapping". Además de las detenciones, se han bloqueado un total de 160 cuentas bancarias relacionadas con estas actividades delictivas.

Las investigaciones comenzaron a raíz de que los responsables del sector de los juegos de azar detectaran movimientos sospechosos en cuentas online, que estaban siendo utilizadas para recibir y desviar dinero obtenido fraudulentamente. Estas cuentas eran empleadas para recibir fondos de estafas denunciadas en todo el país, y posteriormente el dinero era retirado en cajeros automáticos y salones de juego.

La red criminal contaba con una extensa red de "mulas" que operaban abriendo cuentas bancarias, cuentas de juego online y cuentas de criptomonedas, así como para extraer el dinero en efectivo en diferentes lugares. Esto dificultaba enormemente la localización y rastreo del dinero defraudado.

La principal técnica utilizada por esta organización era el "SIM swapping", mediante la cual obtenían un duplicado de la tarjeta SIM de la víctima. Al mismo tiempo, redirigían las llamadas del teléfono a un número controlado por la organización, permitiéndoles recibir y controlar los mensajes SMS relacionados con operaciones bancarias.

Una vez en su poder los mensajes SMS, enviaban el dinero de las víctimas a cuentas de juego online controladas por la organización criminal. En su estrategia, también se hacían pasar por empleados de seguridad bancaria y manipulaban a las víctimas para que proporcionaran códigos numéricos que eran utilizados para extraer dinero de sus cuentas bancarias.

El dinero obtenido era posteriormente enviado a líderes de la organización criminal fuera del país, utilizando plataformas de criptomonedas y pasarelas de pago para encubrir los beneficios obtenidos.

Esta organización operaba de manera anónima, especializada y con sistemas económicos complejos, lo que generó un gran número de víctimas y un considerable daño económico en todo el país. Hasta el momento, se ha confirmado que se han acreditado más de 60.000 euros en 25 denuncias, y se ha estimado que más de 650.000 euros han circulado y han sido blanqueados a través de las cuentas de juego online del grupo delictivo.