Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El Gobierno destina 600 plazas en Hospital Naval de Cartagena para migrantes hospedados en hoteles.

El Gobierno destina 600 plazas en Hospital Naval de Cartagena para migrantes hospedados en hoteles.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en funciones, José Luis Escrivá, tiene previsto reunir a ayuntamientos y comunidades autónomas este martes para explicar "a los que han llegado nuevos cómo funciona" el sistema de acogida español. La reunión ha sido convocada debido a las críticas de falta de transparencia e información en los traslados de migrantes desde Canarias a la Península.

El Gobierno ha anunciado que a partir de la próxima semana habilitará instalaciones militares como campamentos transitorios para acoger a 3.000 migrantes trasladados desde las Islas Canarias. El objetivo es trasladar a estas personas desde los hoteles a campamentos más adecuados. El Gobierno abrirá un campamento en el Cuartel General Arteaga en Carabanchel (Madrid), otro junto al antiguo hospital militar en Cartagena y otro en Alcalá de Henares en el Cuartel Primo de Rivera.

El ministro ha resaltado el buen funcionamiento del sistema de acogida y ha señalado que actualmente España tiene abiertas 43.000 plazas entre la red de protección internacional y de atención humanitaria. Además, ha defendido que están cumpliendo estrictamente el compromiso de no superar las 6.000 personas acogidas en las Islas Canarias.

La reunión con los ayuntamientos y comunidades autónomas tiene un carácter principalmente informativo, ya que se ha detectado un enorme desconocimiento sobre el sistema de acogida español. Durante la reunión se explicará cómo funciona el sistema y se responderán preguntas y dudas. Además, se evaluará la cooperación con los municipios y se compartirá información sobre las plazas de acogida.

El Gobierno sigue manteniendo una interacción continua con los países de origen y está en constante comunicación con ellos. El ministro ha destacado que España es ejemplar en su forma de trabajar con los países de origen y ha señalado que esta situación es diferente a la gestión del caso ucraniano, ya que en esta ocasión se trata de personas que pasan poco tiempo en el sistema de acogida español.