Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El modelo agrícola hiperintensivo pone en peligro a Doñana y al Mar Menor, según Ecologistas en Acción.

El modelo agrícola hiperintensivo pone en peligro a Doñana y al Mar Menor, según Ecologistas en Acción.

Ecologistas en Acción ha alertado sobre las repercusiones socioambientales negativas del modelo agrario hiperintensivo en diversas zonas, incluyendo la sobreexplotación de las tierras y la contaminación del agua.

Estas conclusiones se desprenden del informe 'El verdadero precio de los alimentos. La cara oculta de la agroindustria en la península ibérica', que analiza casos como el Mar Menor, Doñana, La Albufera y la provincia de Almería.

Este modelo de producción vulnera los derechos de los trabajadores y genera empleo precario, mayormente para jornaleros migrantes en situación de vulnerabilidad, sin aportar significativamente al PIB de las regiones.

El informe señala que la agroindustria agrava las amenazas existentes en cada una de las zonas estudiadas por la crisis climática.

Además, fomenta la uberización de la producción, permitiendo a grandes comercializadoras y minoristas controlar qué, cómo, cuándo y a qué precio se produce, así como los ingresos de los productores.

Durante la presentación del informe, se destacó el deterioro del humedal de Doñana por el expolio de aguas subterráneas, con una protección insuficiente en el terreno.

El acuerdo entre la Junta de Andalucía y el Gobierno central sobre Doñana fue valorado positivamente, instando a su pronta ejecución.

Se advierte que el Mar Menor enfrenta graves impactos y presiones debido a la falta de medidas adecuadas por parte de las Administraciones y la falta de concienciación en el sector.

En el caso del cultivo de arroz en la Albufera, se destaca la amenaza provocada por la entrada de arroz de otros lugares, incentivando a los consumidores a valorar el origen de los productos.

Los problemas sin resolver en la provincia de Almería incluyen la gestión del agua, el uso de productos fitosanitarios, la gestión de residuos y la situación de los trabajadores agrícolas.

Se destaca que el informe no está en contra de los agricultores, sino que busca compartir la responsabilidad entre ellos, las administraciones y la cadena de distribución para resolver la situación.

La campaña de Ecologistas en Acción busca concienciar a los consumidores sobre los costos ambientales y sociales reales de los alimentos, abogando por un sistema más local y estacional en la producción y consumo de alimentos.